Enorme congoja en Recreo en el velatorio de Dieguito, el niño de 12 años asesinado a puñaladas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

La triste noticia se confirmó minutos antes de las 23 de este jueves. El cuerpo sin vida de D.M.R de 12 años fue encontrado en un cañaveral en inmediaciones del barrio Mocoví.

La desaparición del niño había sido denunciada por sus padres el miércoles, luego de que el menor no regresara a su casa tras asistir a la escuela.

El niño había sido visto por última vez el miércoles al medio día en el comedor de la Escuela Com Caia, al que asistía todos los días para recibir el almuerzo

En un ambiente cargado de profunda tristeza familiares, amigos y vecinos llegaron a la sala velatoria municipal de la localidad en donde el cuerpo de Diego Román, el nene de 12 años que fue encontrado muerto el jueves a la noche, permanecerá toda la noche. Sus restos serán enterrados el sábado a las 14.00 en el cementerio de la localidad.

El móvil llegó hasta el lugar en donde una importante cantidad de gente se acercó para dar el último adiós al pequeño que fue encontrado muerto el jueves por la noche en un descampado.

Por la gran conmoción que le generó la situación, la madre del menor se descompensó y tuvo que retirarse para recibir asistencia médica. Una vez recompuesta volvió para acompañar a su hijo.

Por otro lado, el padre y la pareja de este tuvieron que retirarse de la sala por precaución y como consecuencia de las hipótesis que se difundieron en las últimas horas que señalaban que el chico era objeto de malos tratos por parte de estos.

“No me imaginaba en esta situación, el hermano mayor estuvo en casa el martes y el miércoles pasó esto con Diego”, relató Agustín, abuelo postizo de Dieguito y padrastro de María, madre del chico.

Al ser consultado sobre la forma de ser del pequeño lo describió como un chico muy respetuoso a quien costaba sacarle las palabras. “Diego como los hermanos son excelentes, chicos muy respetuosos que no se metían con nadie. Muy buenas personitas”, contó.

Sobre las versiones de malos tratos aseguró desconocerlas, pero si confirmó que los chicos tenían limitaciones al momento de visitar a su abuela, tías e incluso con su madre.

“Lo único que puedo decir es que no los dejaban venir a ver a las abuelas y tías. No sé cómo sería dentro de la casa de ellos”, relató el hombre que no encontraba explicación a lo que sucedió con Diego.

La relación con la mamá biológica de Diego era limitada, ya que esta no vivía en Recreo. La distancia era el principal impedimento para que María pudiera ver a su hijo. Sin embargo, Agustín aseguró que la ex pareja ponía obstáculos para que ella se contactara con el pequeño. “Ella los veía pero muy poco porque no se los dejaban ver. No la dejaban acercar”, recalcó el padrastro de la mujer.

Los restos de Diego permanecerán en la sala de velatorio hasta el sábado al mediodía. Su entierro será a las 14.00 en el cementerio de Recreo.

Aire de Santa Fe