Caso Dieguito: Los médicos forenses no pueden creer con la saña que mutilaron al niño de 12 años

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

El crimen de Diego Román tiene características que conmocionaron a la sociedad y en las últimas horas se realizaron allanamientos para buscar indicios sobre su muerte. El cuerpo del nene de 12 años fue encontrado semidesnudo, con 30 puñaladas y signos de mutilación. Los forenses encargados de analizar el cadáver jamás vieron un hecho semejante en toda su carrera y no pueden salir de asombro que les provocó el caso.

El doctor Pascual Pimpinela, jefe del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de Santa Fe, brindó detalles sobre los análisis que se le realizaron al cuerpo del menor sin dejar de recalcar su conmoción por las lesiones que presentaba el cadáver del nene y el ensañamiento de el o los responsables del crimen.

“Creo que no hay lugar de la superficie del cuerpo que no tuviera lesiones”, comenzó diciendo el doctor que lleva más de 20 años realizando autopsias y en toda su carrera jamás tuvo un caso semejante.

Respecto al análisis de los forenses en el cuerpo del nene, señalaron que presentaba mutilaciones, pérdida de tejidos, lesiones provocadas por elementos con filo.

Las lesiones muestran un claro ensañamiento contra el menor “me llama poderosamente la atención el caso” y agregó “este tipo de cadáveres suelen verse en caso de drogas pero con adultos”.

Además, Pimpinela indicó que a uno de los miembros les faltaba tejido “difícilmente un animal arranque esos tejidos” no había marcas de dientes por lo que se sospecha de un posible intento de descuartizamiento. “Nosotros tomamos muestras de las heridas y Anatomía Patológica determinará si fueron producidas en vida o posmorten”.

Por último recalcó “nunca me había tocado ver algo así” y que no se descartan hipótesis sobre lo ocurrido, pero dejó en claro que por las lesiones hubo un ensañamiento con el menor.