Editorial: El fantasma de las «encuestas» toma posesión a la hora de armar listas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Empiezan a tomarse en cuenta lo que acercan los encuestadores a cada lugar o espacio partidario local, y provincial. Desde hace algunos días las encuestas empezaron a ser más fluidas, y generalmente son importantes para conocer donde se está parado ante la opinión pública en tiempos preelectorales.

Todos sabemos, pero principalmente lo saben los politicos, que los números que arrojan estos sondeos generalmente las ganan quienes las pagan.- Pero, también es válido saber, que la «verdadera» encuesta, la que se guarda bajo 4 llaves, es la que realmente atienden cada uno de los partidos políticos. Es claro entenderlo, una es la encuesta que se hace conocer a la gente, y otra la que leen internamente los precandidatos o las fuerzas electorales.

Aunque algunos prefieren ignorarlas, y quitarles valor a las encuestas, las mismas saben decir mucho. Incluso, muchos sondeos de este medio digital, estuvieron atinados en las últimas 6 elecciones. Ese no es un dato menor. Ratifica que la gente cuando decide por tal o cual proyecto político, y lo respalda con su adhesión, dificilmente cambie esa mirada. Y es lo que se ha venido reflejando en este sitio informativo hace 10 años. Nunca se falló en el pronóstico final, y eso simplemente porque nadie las pagaba y eran exclusivas.

Pero no vamos a ponderar encuestas del pasado y de este medio, sino las que ya empiezan a aparecer en manos de los politicos, y de quienes estructuran las campañas. El oficialismo tiene sus primeros números, el peronismo hará sondeos desde la línea de Busquets en los próximos días, desde la provincia ya han sondeado el trabajo de la línea de Giovaninni, y el senador también tendrá en pocos días sus sondeos propios.

Ninguno de los partidos ha difundido nada, y encontrar en sus allegados algún resultado preliminar ha sido dificil. Esto tiene una lectura primaria, para difundir resultados hay que estar seguros. En el gobierno de Dupouy el sondeo al que tuvo acceso la mandataria y sus colaboradores el resultado no sorprendió. Alejandra Dupouy es hoy la mejor electora del oficialismo. La encuesta la pone muy arriba del resto de posibles candidatos, y ex concejales o mandatarios. Los encuestados le han ponderado su trabajo en la ciudad, y haber cumplido su promesa inicial, «limpiar la ciudad y optimizar los recursos económicos». Pero, Dupouy no va a elecciones en este 2021. Entonces la pregunta es, como logra hacer derivar esa buena imagen de gestión para sus «candidatos». Aunque no hay disconformidad con los nombres medidos en lo preliminar, los candidatos a concejales del oficialismo deberán apuntalar su campaña defendiendo fuertemente la gestión de Dupouy, que es la que hoy suma al grueso. 

Teniendo en cuenta estos números preliminares, la oposición sabe adonde habrá que apuntar los cañones. Esa oposición primero deberá resolver su PASO. Habrá de todo entre «peronistas». Fiore incluso sostuvo hace algunos días atrás que «no decidí ser o no candidato todavia». Pero lo más importante fue, «me gustaría que Busquets con su experiencia me acompañe, esté a mi lado. Es un buen elector, pero en la politica hay que saber dejar lugar a otro». Esto encendió el fuego de la interna pejotista. Lo que está muy claro es que el justicialismo local, buscará los flancos débiles de la gestión Dupouy para tener alguna chance electoral en noviembre. El PJ renueva la banca del presidente, mientras que el oficialismo, aunque no parezca renueva dos, porque Maza y Rafael, concejal cercano al gobierno local,  vencen en sus mandatos en diciembre.

Con las encuestas dando vueltas, el peronismo afila una campaña para detonar el bienestar del gobierno, que ha conseguido un fuerte respaldo en la comunidad. Antes deberá resolver las rispideces propias, y las cuestiones de las denuncias que han emanado en estos tiempos desde el ejecutivo por la administración hasta el 2019. Al sector de Giovaninni le incomodan Busquets, Mansilla y su séquito. No los ha llamado, ni invitado a acortar distancias, quiere o pretende despegarse de una gestión, que incluso ella formó parte. Hoy son otros los objetivos de Giovaninni, y Busquets es su contrapeso. Para seguir proyectando su carrera política, y afinar el objetivo del 2023, deberá imponerse en estas elecciones intermedias con gente fresca en la política de entrecasa. No tendrá un camino fácil si el resultado no la acompaña.

La paridad de género impone condiciones, por eso se están midiendo tantas mujeres en las encuestas preliminares. Habrá que asegurar el ingreso obligatorio, como lo dice la ley, de mujeres para ocupar vacantes. Esta es otra alternativa que tambien juega en este año politico, apresado por la pandemia pero peor aun, por las mismísimas encuestas.

 

Más Noticias