Editorial: Dutto, Lancellotti y las incógnitas en el camino preelectoral

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Se vienen días claves en la estructuración final de las listas politicas para este año electoral. Primero, hay que superar julio, mes de nombres y apellidos. Las encuestas arden, y los números ya resuenan en todos los pasillos.

La primera lectura de esta semana que viene, es «armar lo mejor posible, pero no en soledad, hay que ir por alianzas que permitan allanar un camino electoral sin demasiados desatinos». En eso están trabajando los asesores y armadores de cada propuesta preelectoral.

Mucho se especuló en la última semana, tras la repentina aparición en Maxima FM 95.5 mhz de los precandidatos Carlos Dutto y Enrique Lancellotti. Ambos se postularon para la contienda preelectoral y dijeron más cosas que las que uno inclusive podría avizorar. En todos los bunker de campaña evaluaron el minuto a minuto de lo expresado por los precandidatos. Tanto Dutto y Lancellotti ya crearon un «discurso» de campaña que seguramente se irá solidificando a medida que vayan corriendo los días. El oficialismo, y la línea justicialista de Hacemos Santa Fe, tienen sus padrinos politicos. Dutto, y sus compañeros de lista, tendrán por su lado la estructura del Gobierno local, y el Senador Felipe Michlig; mientras que por el lado de Enrique Lancellotti, la madrina será Luisina Giovaninni, y en otras esferas el propio gobernador Omar Perotti. Los dos comenzaron con su campaña. Dutto lo ha hecho a la par del Senador, y de la Intendente en distintos actos, Lancellotti lo propio junto a Giovaninni, y en la Casa Gris, para reunirse con los más encumbrados funcionarios del gobierno provincial.

Los dos poderes más importantes ya están en la cancha. Los dos precandidatos ya están lanzados, poco se puede especular de lo que vaya a pasar con el resto de nombres y apellidos que aun siguen sosteniendo que pueden «dar batalla» ante estas dos tremendas estructuras politicas. También admiten por lo bajo que será muy dificil pelear en «desigualdad» de condiciones. Quienes están en esas filas, avisan «no esta muerto quien pelea». Tal vez ese refrán sea aplicable a otra condición, pero no a la actual. Sacarla de la polarización a estas elecciones de medio término será muy dificil.

Pero, por donde se está especulando, se preguntan varios que se quedaron afuera de los armados. Y vuelven a aparecer dos columnas que no han dicho absolutamente nada.- Por un lado la «tropa» del Ex Intendente Camilo Busquets. Juan Mansilla, el secretario del partido que solo responde a esa linea rabiosa del justicialismo, usa sus redes sociales para poder mantener vigente su nombre y el del ex intendente. En la semana, mientras los demás, hablaban del año político, el propio Mansilla criticó el estado de la estatua de Eva Peron, y las idas y vueltas con la ordenanza del feriado del 1 de Julio. Pero no dijo absolutamente nada de quienes o que prepara su línea politica de cara a este año electoral. Fue llamativo que se aleje de lo que imponen estos días, que son justamente las postulaciones, y propuestas preelectorales. Está muy cuesta arriba la aspiración de volver a recuperar poder en estas elecciones. Y si no lo hace, la suerte del Justicialismo estará echada. Porque tanto Mansilla como el ex Intendente saben que si «pierden» la llave de su partido, tal vez no podrán recuperarla jamás. Asi lo marcó en declaraciones televisivas Sergio Uberti, actual concejal del Justicialismo quien propició explosivas declaraciones sobre «los padres de la derrota electoral del 2019». Sin pelos en la lengua, Uberti expresó que Mansilla usó todos los artilugios para ser concejal primero, y después convencer a su «suegro» para ser candidato a Intendente. En uno de los dichos de Uberti esto quedó muy evidente, «si vas con Juan, no ganamos». Eso se ratificó en las urnas. Y el Justicialismo barajó y dio de nuevo. Se les despegaron todos, y Mansilla- Busquets, se quedaron en la soledad absoluta que muchas veces conlleva una derrota electoral. Que jueguen con lista propia, o no lo hagan ya no es una preocupación en el sector de Hacemos Santa Fe, no es algo que les preocupe en estos dias. Los números de algunas encuestas encargadas, lo ponen a Busquets con números inferiores a los que pretendería si quisiese ser candidato.

En otro lugar de las incógnitas se para el partido Socialista. A pesar de las alianzas anteriores, el Socialismo sabe que el PRO ha ganado espacios junto al poder, y eso se ratificó en las últimas reuniones de la Intendente con Angellini. El Socialismo en nuestra ciudad siempre ha tenido el mismo caudal de votos, nunca los ha modificado. Jugar por afuera de una alianza con el Gobierno local, les brindaría hoy, un panorama similar al de elecciones anteriores. Uno se permite analizar que de armar una lista propia, sin alianzas con el sector de la UCR de Dupouy en Ceres, puede servir para sumar votos a una propuesta provincial genuina y de identidad.

En el resto del mapa político no existen alternativas de terceras fuerzas. Lejos quedaron aquellos ideales de tercera fuerza que supo conquistar el recordado Carlos Masento y su partido MAP. Hoy no hay plafón para una tercera fuerza de poder político en la ciudad. La politica local ha seguido el mismo rumbo que la nacional, se está de un lado o del otro, nadie se para en el centro. 

MARTIN FARIAS

Más Noticias