«Lo que el viento se llevó»

En este momento estás viendo «Lo que el viento se llevó»
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Editorial

Se va el 2023. Una tragedia económica y de millones de pesos, costó el 29 de diciembre a los ceresinos. Lo más prudente es remarcar que solo contamos daños económicos, los materiales, y que nadie pagó con su vida el devastador temporal que azotó la ciudad, y la dejó en una situación frágil.

El viento de aquella noche será recordado por muchos años. Los anales de la historia hablarán del fenómeno climático más duro que haya asolado a los ceresinos. Será una parte triste del 2o23 que se fue.

No caben dudas que el viento se llevó una normalidad que teníamos hasta aquella noche. Esa tranquilidad tan bien ponderada de vivir en ciudades como estas, donde la calma parece ser su principal capital. Nops ha dejado otra enseñanza, que ante toda tragedia, aparecen los gestos solidarios, y las demostraciones que ante las vicisitudes aparecen los otros rasgos del ser humano. No todos somos malos, como tampoco buenos, pero nos gana la solidaridad.

No todo será color de rosa para el ingreso del nuevo año. Todavia quedarán los rezagos del temporal, y el recuerdo del techo volado, del árbol caido, y del daño material que dependerá de las ayudas que lleguen para poder reparar. No todos tendrán la chance de solucionar urgente lo que el viento se ha llevado.

Pero no ha sido todo lo que ha dejado este 2023. Se fue un año de mucha angustia economica. Ha sido un año dificil, donde emprender se hizo cuesta arriba. Un año politico que dejó por primera vez en su historia reciente, a una fuerza politica nueva en el poder nacional. Milei ha sido el personaje más importante de la politica global del 2023. Sus rasgos personales, sus ideas políticas, y su forma de ser lo han llevado a cautivar a la mayoria. Y eso no se discute.

En el se ha prendido la llama de lo nuevo. Será para mejor o peor, la historia y el tiempo lo dirán. Pero el contexto en el que asumió tal vez haya sido el más dificil de todos. Ha jugado fuerte una carta de la esperanza, que está atada a todos, con el tan repetitivo pedido de esfuerzo para que todo mejore. Deseamos que esa carta sea la ganadora.

En el mientras tanto, la provincia y la ciudad se alinearon politicamente. Pullaro y Dupouy encararan un 2024 con fuertes desafios. Dependerán del contexto nacional para dar algunos pasos, pero nadie les discutirá los números reales de como ha solidificado su ascensión al poder. Lo hicieron con números de fuerte respaldo. Pullaro hizo una elección nunca antes vista en cifras, Dupouy repitió que es la mujer más votada en los últimos dos tramos de la democracia que este año cumplió 40 años.

Pero de la politica derivan otras cosas, el andar mes a mes nos ha dejado muchas cosas. La sequia que parecia interminable, se despidió en octubre, con el arribo de un «niño» agresivo. Que trajo las tan ansiadas lluvias, pero tambien trajo la desolación de tormentas nunca antes vista en el territorio. Esa sequia tan larga nos habia frenado económicamente, y nos dejó un record de casos de dengue que tambien serán dificiles de olvidar. Fueron meses atroces, como vecinos que vivieron dias espantosos contagiados por esta enfermedad que transmite un mosquito que parece estar potenciado por estas temperaturas y condiciones climáticas actuales.

El viento se llevó cosas buenas, pero tambien cosas malas. Ese viento desaolador, cruel, del 29 de diciembre, nos permitirá cerrar un ciclo, y comenzar otro, con la convicción de que la combinación del 2024, traiga cosas mejores, que alinee los planetas, y nos haga a todos vivir dignamente.

Ese es nuestro deseo. Feliz año nuevo para todos!

MARTIN FARIAS

Compartir Noticia