La Columna de Dario: La ola de Covid, y los armados políticos, ¿una mixtura posible?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Las elecciones no se suspenden por mal tiempo. En el año 2003 mientras un tercio de la ciudad aún tenía agua en sus viviendas, se desarrollaron las elecciones provinciales que ganó Jorge Obeid con Ley de Lemas. Un dato: el candidato de Reutemann (Gobernador por entonces) Alberto Hammerly obtuvo un certero triunfo en las zonas inundadas. Pero pareciera que este año, el gobierno nacional quisiera dejarlas sin efecto por temor a una derrota aplastante. La zanahoria sería la postergación, y la oposición le retruca con la boleta única. Un verdadero póker entre fulleros.

Omar Perotti coincidentemente con el calendario nacional, fijo para el 24 de octubre la fecha de las elecciones generales, 8 de agosto para las PASO con cierre de listas el 4 de junio y de alianzas electorales el 30 de mayo. Menos de 50 días para meter el barquito en la botella.

¿Revive el “frente de frentes”?.

Con sus declaraciones extremas de no querer saber nada con el PRO – y éstos con él – Miguel Lifschitz había dado por cerrada cualquier negociación con el “macrismo” a los fines de construir el ansiado – por sus socios radicales – “frente de frentes” para “terminar de una vez por todas con el kirchnerismo”, en este caso encarnado por Omar Perotti en Santa Fe.
La revelación de una cena en la casa de Miguel Del Sel entre el anfitrión y su ex – contrincante Miguel Lifschitz aumentó la serotonina dentro del FPCyS, cuyos estados de ánimos, básicamente entre los socios radicales, está evidenciando el inminente e incierto cierre de alianzas (cuando restan menos de dos meses, una eternidad en política; o un soplo).
Por lo pronto, pareciera que el famoso “frente de frentes” estaría nuevamente en los tableros de diseño, aunque las jugadas son tantas y tan sorprendentes que nadie se animaría a darle un trazo fino. El único beneficiado – a priori – de un mega frente entre radicales, “proístas”, socialistas y el resto del mundo sería el peronismo, ya que Alfonsín y Menem le aseguraron a la minoría, por pocos votos que obtenga, a sentarse en una banca en el Senado nacional.
Si Miguel Lifschitz lograre ocupar un escaño en el Senado de la Nación, la presidencia de la Cámara de Diputados no es un tema menor a resolver este mismo mes; sobremanera porque, tal como es tradición, para este período ordinario (que dura hasta el 1º de Mayo del año que viene) la Vicepresidencia primera del cuerpo es para el peronismo como primera minoría, que pasaría a ostentar la Presidencia a partir del 10 de diciembre y hasta Mayo del año que viene. Hoy ese cargo es de Lucila De Ponti.
Después habría un barajar y dar de nuevo, cuyos pactos preexistentes estarían atados al cierre de listas y alianzas de este 30 de mayo y 4 de junio. Así de futurista es la política.

Perotti sigue poniendo plata.

Junto con el Boleto Educativo Gratuito y la subsidiada Billetera Santa Fe, Omar Perotti junto con el Banco Nación decidió jugar fuerte esta vez en el financiamiento a empresas santafesinas, asignándole por parte de la Provincia una buena cantidad de presupuesto con subsidios de interés a los beneficios, que por decisión del BCRA el Banco Nación ofrece a sectores productivos.
Según el Ministro de la Producción Daniel Costamagna, esta operatoria de financiamiento con subsidio de interés de la Provincia “será realmente histórica en magnitud y puntos de subsidio de tasa para los sectores productivos, y para generar el valor agregado a la producción primaria del que tanto se habla”.

El fantasma Sain sigue sobrevolando.

Jorge Lagna le está imprimiendo su sello personal a la gestión de la seguridad, aunque el fantasma de su antecesor Marcelo Saín agite la sábana en otros ámbitos: el judicial y legislativo, que le presagian al Poder Ejecutivo algunas jaquecas más. Por lo pronto, tuvo que salir el Secretario de Justicia Gabriel Somaglia a frenar lo que podría ser una rebelión de Fiscales Regionales contra Saín, que comenzó con el rafaelino Diego Vigo de resistirse a trabajar con la Oficina de Investigaciones por la llegada a su jefatura de Marcelo Saín.

El SARS-CoV-2 acecha peligrosamente a los gobernantes.

Omar Perotti adhirió a las casi testimoniales restricciones nacionales por la “segunda ola” de Covid. Nada que no se pueda cumplir ni hacer cumplir, pero ante todo con la primacía del diálogo y el consenso; a diferencia del 2020 ya nada podrá hacerse por imposición.
El acatamiento de las disposiciones será por exclusiva voluntad de la población, que después de lo vivido en todo este tiempo, y los nefastos ejemplos que dan los gobernantes, no tolerará un ápice de prepotencia de parte de las autoridades.