Editorial: En el Concejo ceresino se debe preparar el espacio para «dos nuevas concejales»

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Con la firma del Gobernador del Decreto 279 para Paridad de Género, en todos los cargos de los tres poderes del estado, se viene lo que ya uno tenía decantado. Y en lo que atañe a la ciudad de Ceres, las elecciones legislativas tendrán que «proponer un Concejo Municipal» con 3 hombres y 3 mujeres desde el 10 de diciembre.
Los partidos políticos locales ya venían haciendo una observación sobre esta ley de paridad que se votó el año pasado. Es decir que tenían en claro, «como deberán conformar una lista» para asegurar la paridad requerida.
Primero entender lo que no podrá suceder, es decir que el Concejo Municipal quede con 4 hombres y 2 mujeres, o con 5 varones y 1 mujer, como está actualmente.
Lo establece claramente el decreto, «Al establecer que, ante las vacancias que se generen en el ámbito legislativo, de los cargos electivos, los reemplazos se guiarán por las acciones afirmativas del artículo 37 de la Constitucion Nacional, la reglamentación resuelve la laguna que tenía la ley de paridad nacional, permitiendo que,una mujer pueda reemplazar a un varón a los fines de garantizar la integración paritaria que el órgano debe tener en su composición».
Dicho esto, es muy probable que los partidos que jueguen la elección en Ceres jueguen una mujer en primer lugar. Porque decimos esto, porque asegura que ante una «eleccion» interna, si o si asegure como mínimo el segundo lugar. Porque en caso de que esa mujer vaya detrás un candidato hombre, en la interna por sistema D’ hondt, la lista que perdió la interna pueda incluir una mujer si o si en la lista que irá a las generales.
Nunca podrá darse que tras las PASO la lista de las generales tenga «2 hombres»como primero y segundo. Algo que ocurrió en todos estos años en las elecciones legislativas de la provincia. Por ese motivo es que incluso hay concejos que no tienen una sola componente femenina.
Con esta ley de paridad, en las legislativas ahora en 2021, pero con impacto en el 2023 para las nacionales y gubernamentales, todos los poderes deberán contar con «mitad y mitad».
Si nos guiamos por el poroteo tradicional sobre como se estructurarían las listas en Ceres, sin todavia conocer quienes jugarán como terceras fuerzas, ni siquiera quienes irán a internas, se puede ir asimilando un panorama.
Este año se renuevan tres bancas, una del PJ, con Fiore, una de Juntos por el Cambio, con Rafael, y una del Frente Progresista con Maza. Si los tres tuvieran aspiraciones de seguir en sus bancas, la ley de paridad les baja el pulgar por lo menos a dos de ellos. Hagamos el análisis, muy fácil, los tres son hombres, y dos de esas bancas deben estar ocupadas por mujeres. No hace falta ser muy cientifico para darnos cuenta de ese detalle.
Primero habrá que superar las PASO. El Gobierno de la Ciudad con su lista no afrontaría una contienda interna. Porque ya conformó alianzas concretas con las filas del PRO y de Juntos por el Cambio. Si el Socialismo no ingresa a ese frente, podría ir solo a la contienda electoral sin superar tampoco internas. Aunque es una duda de lo que vaya a hacer.
En el Peronismo la situación es otra. La banca que renueva el PJ en el Concejo es de la linea de Giovaninni. Entonces, ahi habrá que operar, porque si Busquets va con lista aparte, el peronismo afronta PASO. Busquets irá primero en su lista, y una mujer detrás. La línea de Giovaninni puede apostar a un mujer primera, y Fiore segundo o viceversa.
En esta situación, la lista que gane la PASO pondrá su primer candidato, o puede poner los dos, pero para eso debería ser paliza electoral. Si Busquets se impone, va primero, y la mujer cabeza de lista de Giovaninni segunda. Si la lista de Busquets no se impone en las internas, iría segundo detrás de la mujer cabeza de lista de Giovaninni. Pero si la actual secretaria de gestión pública juega primero un hombre, y gana las elecciones, Busquets podría correrse para darle paso a la mujer candidata de su lista.
Lo interesante para evaluar de esta ley de paridad es que el primero de la lista perdedora de una PASO, en caso de ser hombre, debe ceder su espacio para la femenina.
En el mundo de las especulaciones, en Ceres las hay y muchas, afirman que al haber solo un espacio para un hombre en estas elecciones, prima la idea de jugarlo segundo. Porque tampoco pueden asumir tres mujeres. La conformación debe ser pareja, 3 y 3.
Lo importante, afirman los operadores políticos, es ganar las PASO, tener el comando de la lista, y después imponerse en las generales. Los movimientos se hacen con los votos contados. «Las especulaciones haganlas ustedes, los periodistas» afirmó uno de los hombres cercanos al trabajo politico en uno de los partidos que ya está anotado para la contienda.
De los posibles resultados en las generales, el Gobierno para tener tranquilidad en el Concejo y asumir la presidencia debe ganar, y contar con 3 concejales, una mujer entre ellos. Si se impone el Justicialismo, el Concejo volvería a tener 3 concejales peronistas con una femenina en una banca, y desplazaria a Rafael, alguien que llegó con el PJ; pero después armó su propio bloque. El Vecinalismo no juega nada en estas legislativas por lo que su banca seguirá siendo una, ocupada por una mujer. Con estos condimentos, no importa que hombre ocupará una banca en el concejo desde diciembre 2021, lo importante es saber quienes serán las dos mujeres que ingresarán.

Martin Farias

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram