Desertó la mitad de las autoridades de mesa convocadas en Santa Fe

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

La Secretaría Electoral Nacional delegación Santa Fe debió renovar la convocatoria para prácticamente la mitad de las autoridades de mesa que se necesitarán en los comicios del próximo domingo. Según confirmó Magdalena Gutiérrez, titular de la repartición, de los más de 22 mil telegramas que fueron enviados a mediados de julio, un elevado número fue rechazado o directamente no llegó a destino. «Tenemos varias deserciones; como los telegramas son con aviso de retorno, nos queda la constancia de los que fueron rechazados. A esto se suman los que directamente no fueron hallados en sus domicilios y los que desestimaron la convocatoria con alguna justificación. Prácticamente la mitad o más de la mitad de los telegramas remitidos tuvieron este tipo de repuesta que nos obliga a renovar la convocatoria», explicó.

 

La funcionaria precisó que habrá 8154 mesas conformadas para la elección de este fin de semana; recordó que en aquellos distritos donde sólo se realice el comicio nacional, habrá un presidente más un vocal, en tanto que en aquellos en los que también se definan candidaturas locales – 92 pueblos y ciudades-, se sumará un tercer integrante. Ese auxiliar fue sugerido por la provincia a través de un listado que priorizó docentes vacunados con las dos dosis contra el covid. «En total – resumió Gutiérrez-, enviamos telegramas para unas 22 mil personas, y ante la deserción de prácticamente la mitad de esas personas, este lunes tuvimos que formular las nuevas convocatorias». La secretaria reveló que ante la posibilidad de que también en esta nueva instancia se pueda repetir el alto nivel de deserción, ya se les ha solicitado a los delegados de locales constituir una «lista de contingencia» con las personas que voluntariamente deseen anotarse para desempeñarse como autoridad el domingo.

Razones
Los altos índices de deserción en la convocatoria de autoridades de mesa suelen ser una constante y casi un dato folklórico en prácticamente todas las elecciones. Sin embargo, se advierte un porcentaje aún mayor en esta contienda. Según Magdalena Gutiérrez, el escenario de pandemia incide en el fenómeno. «Si bien no es causal para excusare, muchas de las personas convocadas nos confiesan que tienen miedo de concurrir por la situación sanitaria, y por lo que implica un acto eleccionario que va a aglutinar a muchas personas. Hacemos un trabajo casi de persuasión para convencer a los convocados de que hay protocolos estrictos que se aplicarán para garantizar la seguridad de todos. Tratamos de que se pierda ese temor», explicó. En el mismo sentido, recomendó que los electores asistan a las urnas con «el voto ya pensado», para lograr que el proceso sea más ágil y dinámico.

En el contexto de alta deserción e incertidumbre por la respuesta que generará la nueva convocatoria, Gutiérrez admitió que «probablemente tengamos mesas el domingo que tarden en constituirse. Después se terminan armando y hasta pueden funcionar con una autoridad por mesa. Pero vamos a tener ausencias, y eso provocará algunas demoras», estimó.

También en la provincia de Buenos Aires, el número de autoridades convocadas y que desistieron de trabajar fue elevado. Según se informó, de los 74 mil telegramas enviados por la Justicia, alrededor de 35 mil volvieron rebotados. En los comicios del 2019, sin pandemia, en Buenos Aires el 57,53% de los designados se excusaron de participar y el día de la elección el 37,71% de las mesas funcionó con una sola autoridad.

 

También allí, además del desinterés en las elecciones, entre las explicaciones posibles al fenómeno se cuentan el miedo a contagiarse y a estar en un lugar cerrado por muchas horas.

En ese contexto, la semana pasada la Suprema Corte bonaerense hizo lugar a un planteo para que unos 3.000 funcionarios y empleados judiciales provinciales sean convocados para trabajar como autoridades de mesa. El máximo tribunal de Buenos Aires habilitó un planteo que le había hecho llegar el juez federal con competencia electoral Alejo Ramos Padilla, algo que se adopta desde los comicios desde 2009, pero que en esta oportunidad cobra una nueva relevancia.

La autoridad de mesa tiene el deber de estar presente durante todo el acto electoral; su presencia es ineludible en la apertura de la jornada, en la clausura de la votación y al momento de labrar las actas correspondientes que son los documentos oficiales de la elección.

 

La designación es una carga pública irrenunciable y el artículo 132 del Código Electoral Nacional establece una pena de seis meses a dos años a los electores designados como autoridad de mesa que, sin causa justificada, dejen de concurrir al lugar donde deban cumplir sus funciones o hicieren abandono de ellas.

 

 

Más Noticias