¿Cuando volverían gimnasios, fútbol 5 y las prácticas deportivas en conjunto?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Esta son dudas que se plantean los propietarios de gimnasios, de predios de fútbol 5 y los integrantes de subcomisiones de clubes de toda la provincia.

Poner una fecha sería dificil, pero estimarla no tanto. A saber, en Ceres las prácticas del deporte en conjunto se detuvieron a comienzos de mayo, el peor mes de la pandemia.  Se habilitaron en el medio los deportes individuales, pero durante 9 días todo se detuvo.

Las prácticas de deportes al aire libre en conjunto podrían retomarse, si la curva de contagios desciende, a mediados de junio. Mientras tanto, hasta el 6 de junio esto será imposible. Hasta esa fecha se regirá con un decreto provincial que impone cierre y prohibiciones.

Cuando las actividades deportivas en conjunto se habiliten, lo mismo sucederá con los gimnasios y los predios de fútbol 5, playones deportivos, actividades de danzas, y bailes en lugares abiertos primero, y despues con lugares cerrados pero con el 30% de aforo y los protocolos.

Si retornan los deportes en conjunto, a la par reaparecerán poco a poco las actividades deportivas oficiales como competencias amateurs y profesionales en el contexto provincial, las cuales también vienen detenidas desde comienzo de mayo y otras incluso desde abril. Es probable que para esto, haya una reunión entre provincia y federaciones deportivas para establecer pautas a respetar para un retorno seguro.

Para conseguir que todo retorne a lo que se veia en marzo y abril, se necesita bajar la tasa de contagios, y ocupación de camas criticas en al menos un 40%. No parece ser una cifra aceptable hoy, cuando la pandemia sigue haciendo estragos en toda la provincia.

Lo que si es válido destacar, que si en junio se siente el impacto del último confinamiento, al que se denominó estricto, las cifras tienen que descender. Si el impacto es mínimo, las actividades grupales tendrán que esperar por lo menos hasta fines de junio o comienzos de julio, para planificar un regreso con protocolos.