Cómo podría funcionar la Empresa Nacional de Alimentos para controlar la suba de precios

El Gobierno anunció que avanzará en una medida más amplia de control de precios, tras un nuevo índice inflacionario alto en el comienzo de 2022 y con una suba de precios de los alimentos que orilló el 5 por ciento. Una idea que surgió con fuerza desde el sector del oficialismo que representa a los movimientos sociales es el de la creación de una Empresa Nacional de Alimentos, que tenga un poder de intervención mayor en los valores de los productos comestibles.

El precio de los alimentos frescos es una batalla que, en palabras del secretario de Comercio Interior Roberto Feletti, el Gobierno “está perdiendo”. “Estamos perdiendo la batalla de los productos frescos, como la carne, el tomate, la papa, las verduras. En alimentos el alza de precios es más alta porque tenés la estacionalidad de las frutas y verduras. Ahí yo hablé con el Mercado Central para construir algún instrumento de regulación para aminorar la volatilidad de precios, todos los países los tienen”, anticipó a principio de mes el funcionario.

 

Esta semana el director Nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social y dirigente de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) fue más allá y habló de la necesidad de crear una Empresa Nacional de Alimentos, “para activar el rol del Estado en la planificación, regulación, control, producción, análisis de costos y comercialización de los alimentos de manera no monopólica y no dejar el mercado en manos de las grandes corporaciones”, explicó desde su cuenta de Twitter.

“Estamos perdiendo la batalla de los productos frescos, como la carne, el tomate, la papa, las verduras” (Feletti)
Este jueves la portavoz del Gobierno Gabriela Cerruti abonó la idea sin dar mayores precisiones. “Hay que reconstruir instrumentos estatales que permitan establecer regulaciones frente a lo que es el libre mercado en la asignación de recursos de alimentos”, mencionó y habló de “ayudar a la productores pequeños y medianos, que ya existe muchísimo, hacer de esto un tema más masivo para que las verduras y hortalizas lleguen de manera mas barata, sí, sin duda el Gobierno está empeñado en ver cómo ayudar a los pequeños y medianos productores”.

De todas formas, a pesar de que la idea fue instalada por el propio oficialismo, lo que cosechó cuestionamientos desde la oposición, todavía es una idea sin ningún tipo de concreción. Según afirmó Klejzer en diálogo con Infobae tras las declaraciones de Cerruti, “no hay nada en concreto, es una idea que estamos pensando. Yo no soy vocero del Gobierno, pero hay una idea general”, mencionó.

“Tiene que haber una mayor intervención del Estado en resolver esta cuestión. La preocupación por los alimentos es muy sensible y el Ministerio de Desarrollo Social está muy preocupado. Cada vez que hay transferencia de ingresos, eso no nos sirve para poder sacar a la gente de la pobreza o la indigencia”, por los aumentos de precios, concluyó Klejzer.

Consultados por Infobae, fuentes cercanas al secretario de Comercio Roberto Feletti aseguraron que no está en carpeta la creación de alguna Empresa Nacional de Alimentos, pero que trabajan en mecanismos para establecer precios de referencia para algunos productos frescos en particular que tengan una influencia fuerte del factor estacional.

“No hay nada en concreto, es una idea que estamos pensando. Yo no soy vocero del Gobierno, pero hay una idea general”, dijo Rafael Klejzer sobre la creación de una Empresa Nacional de Alimentos
En ese sentido, mencionaron a la papa, la cebolla y el tomate, tres verduras con un componente estacional en su precio al consumidor y que son, de acuerdo a Comercio Interior, los tres más consumidos. La idea que sobrevuela es ese sector del Poder Ejecutivo es establecer un fondo con recursos públicos para realizar compras “anticipadas” de una cantidad determinada de esos tres productos para proteger a los consumidores de un incremento fuerte por estacionalidad.

Es, de todas formas, por el momento una declaración de intenciones ya que no hay una determinación sobre de dónde saldrán los recursos para ese fondo, cuál será su tamaño o de qué manera podrá influir en concreto como precio de referencia en el Mercado Central. “Vincular a los productores y los consumidores es la idea. Brasil, México y otros países tienen instrumentos similares”, resumieron. “Lo de la empresa de alimentos no es algo que estemos pensando acá”, afirmaron cerca de Feletti.

Con información de Infobae

Noticias Relacionadas

Read Previous

Perotti encabezó la Junta Provincial de Seguridad

Read Next

Pretemporada: En su primer ensayo futbolístico del año, CAT y Central igualaron en Tostado