Posición del sindicato docente AMSAFE ante la circular 17 de Educación

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Reiteramos la exigencia de cumplimiento de la paritaria nacional docente del día 4 de junio de 2020 en su punto 4 “JORNADA DE TRABAJO” donde se plantea que se deben respetar los horarios de trabajo docente para la comunicación oficial: “Los y las docentes llevarán a cabo sus actividades bajo el criterio organizador de respetar un tiempo laboral equivalente a la carga horaria que determina el cargo y/u hora cátedra por el que han sido designados/as, sin tener que sobrecargarla en virtud de la excepcionalidad del formato de trabajo pedagógico que imponen las circunstancias actuales. Asimismo, se deberá observar el derecho a la preservación de su intimidad familiar y al descanso, en términos de acotaciones horarias. Con el mismo criterio de ordenamiento, las autoridades jurisdiccionales arbitrarán los medios necesarios para organizar regularmente los procesos de comunicación entre supervisión, equipos directivos, equipos docentes, familias, estudiantes. Esta cláusula se tomará como base el derecho a la desconexión digital en los horarios que el/la docente no pone a disposición su trabajo en el marco de la relación laboral.”.

Esto vuelve a crear malestar tanto en las y los trabajadores como en las familias, por los tiempos y los modos.

En los últimos días hemos observado cómo, poco a poco, los casos de COVID-19 van disminuyendo. Esto es resultado de las restricciones y la consecuente disminución de la circulación de personas.

Pero a pesar de ello, muchos de los departamentos de la provincia siguen con un alto número de casos y de ocupación de camas críticas.

Destacamos la situación de departamentos donde todavía se exceden los 500 casos cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, en los que el Ministerio de Educación plantea la apertura de nivel inicial, primario y secundario, entre ellos mencionamos a los siguientes: Constitución, San Javier, Castellanos y San Lorenzo que pertenece al aglomerado urbano de GRAN ROSARIO. Dada la situación epidemiológica en los mismos, las medidas adoptadas deberían equipararse a las resueltas para Rosario y La Capital.

Señalamos que la ocupación de camas sigue siendo alta en la provincia, especialmente en las localidades de Rosario y Santa Fe, que además son las que reciben pacientes del interior de la provincia.

Entendemos que estas definiciones del Ministerio de Educación no responden a criterios epidemiológicos que garanticen escuelas seguras.

Debemos resaltar que consideramos apresurado el retorno a la presencialidad en las Escuelas Secundarias por la cantidad de docentes y estudiantes que se movilizan, sin poder mantener el criterio de burbuja. Otro dato a señalar es que se ha demostrado que en la franja etaria de alumnos y alumnas de nivel secundario han crecido la cantidad de contagios.

Es fundamental cuidar la salud individual y colectiva para que disminuya la circulación del virus y que el sistema de salud, en situación crítica, no colapse.

Por otra parte, el gobierno provincial, no ha resuelto el tan anunciado BOLETO EDUCATIVO. Quedan muchas localidades de la provincia en la que docentes, alumnos y alumnas no pueden acceder al mismo.

Exigimos la resolución inmediata del boleto educativo rural, urbano e interurbano. De no ser así, las y los docentes no podrán trasladarse.

Como trabajadores y trabajadoras de la educación sabemos que la presencialidad es irreemplazable. Pero esa presencialidad debe ser cuidada, planificada.

No sólo con los protocolos que se cumplen en el interior de las escuelas, sino también con una situación epidemiológica que así lo permita en todo el territorio provincial.

Cada docente de la provincia sigue enseñando, sosteniendo el vínculo con estudiantes y familias, haciendo grandes esfuerzos, poniendo todo de sí para que esto sea posible.

Pero también sabemos que primero está la salud y la vida de quienes enseñamos y de quienes aprenden. Cuidando la salud se podrá garantizar el derecho a la educación.

Por lo que seguimos exigiendo que las autoridades provinciales, municipales y comunales hagan cumplir las restricciones y cuiden a la comunidad.

 

Más Noticias