Un efectivo policial de la ciudad de San Cristóbal junto a un hombre y una mujer, los cuales son pareja, se encuentran acusados de formar parte de un grupo, que, en forma organizada, se dedicó a comercializar estupefacientes en dicha ciudad, al menos desde el año 2016 y hasta el 22 del corriente mes, fecha en la que se llevaron a cabo los allanamientos que finalizaron con la detención de los acusados.

Según las pruebas presentadas, el “grupo” estaba organizado de manera tal de que cada uno cumplía con un rol diferente al momento de la comercialización como el almacenamiento de estupefacientes.

Roles:

Según se conoció el oficial de la Fuerza de seguridad identificado como J.R.B, era el encargado de alertar y aportar información sensible para que se percaten de controles de las fuerzas policiales, en caso de tareas de campo, allanamientos, etc y puedan descartarse de la droga o bien cambiar de modus operandi para no ser descubiertos y continuar con el “negocio”.

La mujer imputada, identificada como G.A.G, era la encargada de almacenar estupefacientes, mientras que su esposo, M.J.E era quien comercializaba la droga en su domicilio.

Conociendo esta información se llevaron a cabo diferentes allanamientos en los cuales se procedió al secuestro de mas de 100 envoltorios de cacaina, 1 balanza, dinero en efectivo, teléfonos celulares, una computadora, una escopeta calibre 12, cámaras y documentación varia. Todos estos elementos fueron secuestrados en las viviendas de los acusados. Pero además se allanó una precaria vivienda, la cual funciona como chacarita deshuesadora de vehículos, donde se encontró la suma de $30.000, y se trataría del campito” al que en diferentes conversaciones hicieran referencia los acusados.

LEER TAMBIÉN:  Ceres: Balearon a un joven de 24 años en el barrio Estadio Municipal

Cabe mencionar que los hallazgos fueron sumamente reveladores, ya que se encontró una gran cantidad de droga, la cual se encontraba lista para ser comercializada, y elementos afines a la actividad ilícita como balanzas y dinero producto de estos actos.

A esta altura del proceso se encuentran reunidas las suficientes evidencias e indicios que permiten sostener la probabilidad de autoría de los 3 acusados.

Fue así que el Juez de la causa, Miguel Abásolo, procedió a establecer la prisión preventiva para: J.R.B acusado de coautor del delito de comercio de estupefacientes agravado por la intervención de tres o mas personas en forma organizada para cometerlo y por su condición de funcionario público encargado de la prevención de delitos.

En tanto la pareja, fue acusada por los delitos de comercio de estupefacientes, agravado por la intervención de tres o más personas en forma organizada y guarda de semillas utilizadas para producir estupefacientes. Además el Juez, envió a trabar embargo sobre los bienes de los acusados en cantidad suficiente hasta cubrir la suma de $150.000

Dentro de esta mega-causa se encuentran acusados otros dos sujetos. Uno de ellos habría sido detenido en la madrugada del jueves cuando retornaba de un viaje a la ciudad de Rosario. Fuente: Rafaela Noticias

Compartir