Perotti y Javkin se sumaron a una marcha por inseguridad en Rosario, y fueron increpados por los manifestantes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
El gobernador santafesino Omar Perotti y el intendente de Rosario, Pablo Javkin, intentaron acercarse a la marcha por la inseguridad en Rosario y fueron sacados a empujones por los manifestantes. Rodeado por guardaespaldas y policías, el mandatario provincial tuvo que soportar el reproche cara a cara de muchos manifestantes que lo siguieron más de 200 metros hasta que dejó la zona en un automóvil.
Una multitud, estimada en más de 10.000 personas, se reunió esta noche en el Monumento a la Bandera en Rosario para reclamar seguridad y repudiar el crimen de Joaquín Pérez, el arquitecto de 34 años, que fue asesinado el martes de la semana pasada por dos hombres que le dispararon cuando le robaron su automóvil, un Renault Clio.

«Hablamos con la familia de Joaquín y nos comprometimos con el intendente que íbamos a estar aquí», sostuvo el gobernador ante los micrófonos, mientras Javkin se acercó a los manifestantes que lo increpaban —muchos de ellos familiares de víctimas de la inseguridad— e intentó dialogar con cada uno.

El intendente aceptó los reclamos de los manifestantes: «La reacción de la gente es natural. Es lo que siente la gente».

El hermano de Joaquín Pérez rescató que el gobernador y el intendente «vinieron hasta acá y dieron la cara. Yo lo que pido es que no haya violencia, la violencia es lo que mató a mi hermano».

Video El Tres TV

Más Noticias