Oscar «Cachi» Martinez propone aumentar la coparticipación de municipios y comunas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Oscar Cachi Martínez, diputado provincial del Frente Renovador- PJ, ingresó a la Legislatura santafesina un proyecto de ley para que se aumente el monto que les otorga el gobierno provincial a los municipios y comunas. “Hay que salir de una vez por todas de la lógica del látigo y la chequera”, expresó el legislador al presentar la iniciativa.

“El mecanismo actual de coparticipación en la provincia de Santa Fe es obsoleto y el primer paso es lograr un mecanismo objetivo y que permita a los municipios y comunas la mayor independencia posible. Por ello proponemos aumentar los porcentajes de participación de los municipios y comunas, otorgando mayor parte la masa a los municipios y disponer que el reparto de los fondos especiales existentes deje de ser discrecional y se realice con criterios objetivos y equitativos. Hay que salir de la lógica del látigo y la chequera para disciplinar a propios y ajenos. Hay que pasar del federalismo de los discursos al federalismo de los recursos”, manifestó Martínez.

En los fundamentos del proyecto el diputado, el legislador explicó: “Está más que claro que la realidad ha cambiado sustancialmente para los municipios. En efecto producto de la crisis del Estado en los 80 y de las políticas de desconcentración y descentralización de la década de los 90 los gobiernos locales fueron asumiendo más y mayores competencias que las tradicionales relacionadas con las prestaciones de servicios. Hoy en día contribuyen en la prestación de servicios tanto en materia educativa, de generación de empleo y en la prestación del servicio de seguridad ciudadana. El gobierno local es el primer escalón al que accede el ciudadano para requerir del Estado y además es el ámbito geográfico y físico donde se desarrollan las actividades económicas sobre las cuales se imponen los impuestos”.

“Paralelamente a ello -continuó- los recursos coparticipables fueron disminuyendo. En efecto cuanto menos volumen tenía el fondo de coparticipación, menos recibían las provincias, menos los municipios y las comunas. Los sucesivos pactos fiscales también impactaron sobre estos recursos. En resumen, los gobiernos locales tenían más responsabilidades y menos recursos”.

Y aseguró que “Esto fue construyendo un escenario en el cual los gobiernos locales deben recurrir a programas o fondos nacionales y/o provinciales para poder ejecutar con eficiencia sus propios programas y obras. Un ejemplo palmario de ello lo son las obras de saneamiento y cloacas que siempre estuvieron en manos de los municipios y hoy- por el costo de los proyectos- deben recurrir a organismos nacionales o al Estado provincial para poder contar con esas obras. El corolario final de ello es la dependencia financiera y/o económica de los gobiernos locales que se deben congeniar con los ejecutivos de turno para disponer de fondos que provienen de las actividades generadas en sus jurisdicciones”.

Detalles del proyecto

El proyecto propone la modificación de la ley Nº 7.457, modificada por ley Nº 8.437. Así el Poder Ejecutivo distribuirá a las municipalidades de la provincia el 12% del producido de la recaudación del los impuestos coparticipables en la siguiente forma: 40% de acuerdo a la población que se asigne a cada municipalidad, 30% de acuerdo a los recursos percibidos por las municipalidades cada año anterior, con exclusión de los provenientes del crédito y las participaciones provinciales y 30% por partes iguales entre todas las municipalidades. Además prevé que del remanente que resulte una vez liquidado a las municipalidades el 12%, la provincia distribuirá el 4% a las Comunas con los siguientes parámetros: 80% de acuerdo a la población que se asigne a cada Comuna y el 20% por partes iguales a todas las comunas.

Además cuenta con que una vez cumplido lo dispuesto en los anteriores artículos la provincia distribuirá un 4% del remanente en forma exclusiva entre los municipios de primera categoría. Todos los fondos especiales, creados o a crearse por ley o por decreto, que establezcan afectaciones específicas o tengan como recursos los tributos cuya coparticipación es regulada por esta ley deberán observar idéntico criterio de distribución.

Por otra parte este proyecto sostiene que el sistema de distribución de impuestos establecido en el mismo se aplicará sobre los respectivos ingresos correspondientes a cada año fiscal, sin interesar que los mismos refieran al ejercicio corriente o años atrasados.

Por último manifiesta que la remisión de los fondos a las municipalidades y comunas deberá hacerse en forma automática y dentro de un período que no exceda de los quince días, pero se faculta al Poder Ejecutivo a efectuar anticipos a cuenta de los mismos cuando razones de urgencia así lo justifiquen. A los fines de asegurar esta forma de remisión de fondos, el porcentaje que por esta ley se fija como coparticipación a los municipios y comunas será depositado en cuenta bancaria especial, sin ingresar al tesoro provincial.

La cercanía de las Elecciones Legislativas 2021 acelera la puesta a punto de los protocolos sanitarios que regirán durante las votaciones legislativas, las primeras a nivel nacional y provincial en realizarse durante la pandemia. Los santafesinos deberán concurrir a las urnas el 12 de septiembre para votar en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y el 14 de noviembre para los comicios generales.

Como ya vino sucediendo en las últimas elecciones, como la del 2019 entre otras, Ceres votara con un padrón de un más de 14 mil electores en 39 mesas y 1 de extranjeros, con 6 escuelas para albergar la totalidad de las urnas. Las escuelas que serán designadas en esta oportunidad serán las mismas que en las pasadas elecciones. Escuela Domingo Faustino Sarmiento; Escuela Sagrada Familia; Escuela Pedro de Vega; Escuela EESO 418 Gral San Martin; Escuela Fuerte Soledad 1103 y la Escuela Jose Vito Oroño 975.

La cantidad de establecimientos educativos permitirá que se instalen, en algunos de ellos, menos de 8 mesas por establecimiento, teniendo en cuenta que se pretende disminuir la cantidad de gente por escuela en el marco de los protocolos por la pandemia de Covid 19.

Al respecto, la secretaria electoral de la provincia de Santa Fe, detalló que la normativa sanitaria para las elecciones establece una franja horaria prioritaria entre las 10.30 y las 12.30 para personas que integren grupos de riesgo. Asimismo, “se incorpora la figura del facilitador sanitario, cuya función será hacer cumplir las medidas sanitarias para la prevención de coronavirus”.

Por otro lado, el protocolo prevé la utilización de elementos de protección personal e higiene y capacitar a las autoridades de mesa. En tanto, Ayala recordó que los ciudadanos en aislamiento por contagio confirmado de Covid-19 o que tengan síntomas compatibles («caso sospechoso») con esa enfermedad, al igual que aquellos que sean «contacto estrecho» de otro contagiado, estarán autorizados legalmente para no votar en las elecciones de este año.

“La cámara electoral está trabajando sobre las personas que ese día estén aisladas. Vale recordar que los mayores a 60 años no están obligados a votar, mientras en la provincia de Santa Fe tenemos un sistema de excusación de no voto para quienes no quieran participar en las PASO, pero solo en la categoría provincial”, explicó.

En Santa Fe, unos 2.768.525 electores estarán en condiciones de votar en las próximas elecciones intermedias. La provincia, que representa el ocho por ciento del padrón nacional, renovará este año sus tres senadores nacionales y nueve de las 19 bancas en la Cámara de Diputados. Además, se elegirán intendentes para 14 municipios, 210 ediles titulares y 184 suplentes para 59 concejos municipales de toda la provincia, además de miembros comunales y controladores de cuentas.

Más Noticias