«Maximiliano Pullaro y el efecto Milei»

En este momento estás viendo «Maximiliano Pullaro y el efecto Milei»

Bajo el cobijo del amplísimo paraguas – casi gazebo diríamos – de Javier Milei, al Gobernador de Santa Fe Maximiliano Pullaro le resulta menos traumático llevar a cabo las medidas de gobierno que ya tenía pensadas en campaña. En el comparativo, todo lo que haga resultará siempre benévolo comparado con el guadañazo nacional.

“Golpeados por la crisis, los nuevos gobernadores también anunciaron sus paquetes de shock”, titula un matutino porteño que agrega: “varias provincias dejarán sin efecto las últimas designaciones en el Estado y cortarán gastos reservados, teléfonos y viáticos; prometieron cambios institucionales y en seguridad”. ¿Lo habrían podido hacer sin Javier Milei gobernando el país. Es más: “¿lo hubieran hecho si ganaba Massa?.
De todos modos, la quita de subsidios al transporte y la energía (gas y electricidad) les caerá a todos por igual. En Santa Fe el Ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini adelantó que habrá “correcciones” en las tarifas de la EPE; el dólar a 800 es un golpe durísimo para el precio mayorista, y eso se va a notar cuando Cammesa determine el próximo precio estacional. Desde Energía del Ministerio de Desarrollo Productivo, su titular Verónica Geese dice que hasta que no se acomoden las variables y los anuncios nacionales solo resta esperar, aunque ya están trabajando con las renovables, volver con Prosumidores y una amplia batería de acciones.
“Toto” Caputo, el Ministro de Economía nacional habló de topes de Kw/hora para persistir con las contribuciones nacionales; en las casas de familia se escuchará el grito pelado “¡apaguen la luz!”, pero, ¿y el comercio y la industria?.
Resultaría imperioso que la poca o mucha plata que haya a nivel nacional se invirtiera en seguir desarrollando el ferrocarril para achicar costos en fletes. El desastre de Menem con los FFCC hizo proliferar los camiones en las rutas, a los cuales tampoco se los puede dejar a la buena de Dios; como todo lo que en función de los añosos vicios que se transformaron en usos, costumbres y derechos adquiridos ocurrirá en el país.

Pullaro necesitaba de un Milei (y una Patricia Bullrich) que acompasen lo que anidó en su alma cuando el noviembre del 2021 en Ambrosetti, a una semana de quedar segundo en las legislativas senatoriales nacionales, lanzó su candidatura a Gobernador: no ser uno más; marcar una nueva época.
Mientras tanto, desde Gobernación desmentían que el Gobernador haya dicho que pagará los sueldos de manera desdoblada, y el propio Pullaro se encargó de aventar cualquier posibilidad de emitir cuasi moneda. Eso sí, le reclamó al gobierno de Milei, vía su Ministro del Interior Guillermo Francos que no deje de enviarle lo que le corresponde a Santa Fe, no solo en materia de coparticipación. Con eso y algunas correcciones podríamos decir que se las arregla. Antes de irse, Omar Perotti le había reclamado a Sergio Massa incorporar el 25% de la recaudación del Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios, y parte del impuesto País, a la coparticipación.

La nueva impronta legislativa: ¿sesionarán en enero?

“De ser necesario así será”, afirmó y despejó el senador radical Felipe Michlig ante el trascendido que la Legislatura sesione las dos primeras semanas de enero. La primera semana podría ser, pero luego el gremio APEL tiene pautado el receso, y sería innecesario abrir un frente allí. Ya suficiente tiene Pullaro con ATE y UPCN, que le están cuestionando no respetar los acuerdos paritarios al dejar sin efecto nombramientos.
Con las nuevas mayorías en ambas Cámaras, las diez leyes que el Ejecutivo quería de inmediato salieron el jueves último, bajo la atenta mirada y trajino seguimiento y negociaciones del Ministro de Gobierno Fabián Bastía, acompañado de su secretario de Asuntos Legislativos Gabriel Real. Aún restan dos jueves antes de que finalice el año. Además, el socialismo en Diputados (que tiene la mitad de la mayoría de 28) ya hizo notar que de ahora en más las restantes leyes pasarán por comisiones. El peronismo, con ostensible minoría en ambas Cámaras, acompañó este primer paquete, pero tampoco quiere ser arriado por las mayorías automáticas. Bastía aseguró que ellos siempre abonaron el diálogo y con más razón lo harán ahora.
Y no es menor lo que habrá que sancionar: reformas a la ley 13.013 de fortalecimiento del Ministerio Público de la Acusación, creación de una agencia de medidas no privativas de la libertad, ejecución de la pena privativa de libertad, producción y gestión de la información para la prevención del delito, juicio por jurados, reformas al Código Procesal Penal, reformas a la ley 13.014 del Servicio Público provincial de la defensa penal y reformas a la Ley Orgánica del Poder Judicial.

La Nueva Era a la que se refiere el Presidente Javier Milei debería interpretarse como un cambio de época político, porque la concepción “Nueva Era” tiene un trasfondo religioso espiritual inquietante. Y como hemos visto, el Presidente asume cierta inclinación por lo místico, a tal punto que su recurrente invocación a las “Fuerzas del Cielo”, no deja de turbarnos.

Compartir Noticia