Las lluvias, el otro factor que en mucho lugares de la provincia comenzó a ser un «problema»

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

En estos dos días, los pronósticos del tiempo no fallaron. Las lluvias que se esperaban para el centro sur provincial no dieron margen para especulaciones.

Hubo registros de hasta 300 mm en algunos departamentos del oeste provincial, y pocos milimetros en los del norte. Ceres, por ejemplo, no tuvo en esta tanda de precipitaciones guarismos preocupantes, como si los volvió a tener la ciudad de San Cristobal, donde se acumularon más de 104 mm en solo dos días. En otras localidades del centro como Santa Fe, y pueblos vecinos los registros de lluvias se ubicaron por encima de los 70 mm, hasta los 200 de la capital provincial.

Venado Tuerto, Maria Susana, Las Rosas, entre otras, tuvieron que acudir a las ayudas gubernamentales para poder evacuar a los vecinos que tuvieron que abandonar sus hogares por las intensas precipitaciones que no dieron tregua.

En la ruralidad, donde hasta hace algunos meses se pedian lluvias por la extensa sequía, tambien comenzaron a verse caras con dejo de preocupación. Lo que se espera sea un alivio, termina siendo catastrófico para la producción.

Aunque el otoño se esperaba sea llovedor, una cosa es la espera, otra muy distinta la realidad. Los pronósticos no son alentadores para los próximos días, donde se esperan mejoramientos temporarios, pero asi tambien dias de lluvias. Lluvias que pueden ser de pocos milímetros, aunque asimismo, puedan ser de tanta agua, que lleguen a provocar largos anegamientos y evacuaciones como ya se han venido dando.