La familia francesa que vivió en Morteros, donde los agarró la pandemia, es noticia en todo el mundo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

A bordo de su camión militar MAN Kat 4×4 de 1978, la familia Girault no pasa desapercibida. Hace más de 18 meses que esta familia francesa integrada por Julien (37), su esposa Marie (37) y sus tres hijos Manuel (11), Alicia (8) y Alex (4), recorren las rutas de Latinoamérica con el objetivo de algún día, llegar a Alaska. Y será algún día nomás, porque van sin prisa ni planificación… y los agarró la pandemia.

Con algunos conocimientos de mecánica volaron a finales de 2019 desde Bélgica hasta Uruguay. El camión viajó en barco y desde Montevideo partieron los cinco. En lo que va del camino ya superaron los 11 mil kilómetros: pasaron por Uruguay, Brasil y Paraguay, pero la llegada de la pandemia los sorprendió en suelo nacional y quedaron varados hace más de 290 días en Córdoba, más precisamente en Morteros. Sin poder avanzar, estacionaron su casa de cuatro ruedas en el patio de la única FM del lugar. Lejos de quejarse por la situación, se enamoraron de la Argentina y de su gente.

Dejaron sus trabajos estables para recorrer el la ArgentinaDejaron sus trabajos estables para recorrer el la Argentina

Allí no solo conocieron los paisajes de la provincia sino que también aprendieron el idioma -ninguno de los cinco hablaba español-, y conocieron nuestra hospitalidad. “Nos enamoramos de la gente, encontramos nuestra familia argentina. De hecho decidimos pasar las fiestas, y retomar el viaje los primeros días de enero. Es un lugar magnífico. De tanto asado engorde 11 kilos”, le cuenta Julien a Infobae, en su casi perfecto castellano.

“Una sola vida para disfrutar”, explica en francés. Eso es lo que lo motivó junto a su mujer a renunciar a su trabajo de ingeniero ambiental, vender su casa, sacar a los hijos del colegio, comprarse un camión militar y emprender la aventura de sus vidas. Una travesía que tiene como objetivo recorrer nuestro continente de sur a norte sin limites de tiempo.

¿De qué viven? (la gran pregunta). Respuesta: de sus ahorros de toda la vida, del alquiler que les genera su casa de los Estados Unidos y de un estilo de vida más bien austero. porque en su vehículo tienen todo lo que necesitan. “Libros, algo de comida y muy poca ropa”, coinciden.

Nunca un día es igual al otro, van aprendiendo en el caminoNunca un día es igual al otro, van aprendiendo en el camino

En su “anterior vida” en Francia, cerca de París, Julien se dedicó hasta en 2019 a manejar máquinas demoledoras de edificios. En cambio, su esposa, Marie, es ingeniera ambiental. Ambos tomaron la decisión de dejar sus trabajos de escritorio en 2017 y comenzar lo que muchos le aseguran que es “una locura, aunque a nosotros la amamos”.

De esta manera, en 2018 compraron el camión viejo en Bélgica, decidieron restaurarlo y ponerlo a punto para el viaje de sus vidas. Tardaron unos dos años en completar esa tarea. Desde afuera llama la atención, esta pintado de color negro y lleva el nombre de su canal de Youtube, XTG family. (XT por extremo y G por la primera inicial de su apellido).

Al abrir la puerta sorprende lo equipado que está. En 18 metros cuadrados repartieron una cocina, camas cuchetas, y una mesa para estudiar y comer. La base es un vehículo de guerra y tiene un refrigerador gigante.

El comedor cocinaEl comedor cocina

Manu, Alicia y Alex siguen una educación diferente, son sus padres los que se ocupan de brindarles herramientas académicas. “Le compramos todos los libros en París, y una hora por dia tienen que estudiar. En este tiempo igual ya aprendieron muchas otras cosas que no aprenden en la escuela como socializar con desconocidos, otro idioma y aprender a vivir en un contexto distinto”, detalla.

-¿A los chicos les gusta la nueva vida?

-Les encanta, son libres. Además, en el medio de una pandemia poder explorar el mundo es un verdadero privilegio.

Play

xtg familia francesa

Todas las particularidades de su vida las cuentan en su canal a través de capítulos de 20 a 30 minutos donde relatan sus experiencias. “También monetizamos la cuenta para poder seguir avanzando en nuestro sueño”.

El norte de la Argentina, el destino favorito

Si bien la pandemia frustró sus planes de avanzar por el extenso territorio nacional estuvieron algo de tiempo en Misiones, visitando las Cataratas del Iguazú, luego pasaron por Salta y Tucuman. “Nos sorprendió la vida que hay en el norte, sus olores, colores y paisajes”.

El 19 de marzo ingresaron por la ruta a Córdoba y allí debieron instalarse más de lo pensado porque fue el día que se dictó la cuarentena obligatoria. “En este tiempo hicimos amigos, aprendimos costumbres como tomar mate y comer ricos asados”.

En Villa Langostura durante febrero de 2021En Villa Langostura durante febrero de 2021

Ahora pusieron rumbo hacia el sur. El 10 de enero de 2021 salieron por la ruta 40 hacia Neuquén. Estuvieron por Chos Malal, y hace una semana llegaron a Villa La Angostura. En cada lugar son muy bien recibidos. “Este país es el paraíso. No tenemos plan de salida, esto es día a día”.