La columna de Darío: Perotti y la oposición se aprestan para las PASO

Omar Perotti subió al escenario a sus gladiadores para la próxima batalla electoral. El radicalismo se prepara para la interna. Y el país se debate entre la inflación galopante a un paso de descontrolarse del todo, la furibunda interna de palacio y el faltante de combustible.

Panorama político nacional.

“Veo mucha tensión en las dos coaliciones que uno supondría ideológicas, pero si bien esto siempre está presente en Argentina, hoy se mueven más por la temperatura de las encuestas. El hartazgo de la sociedad tratan de captarlo ambas expresiones, y puede haber dispersión si no aparece un liderazgo fuerte”, reflexiona un analista político y periodista que no deja de hacer política, quien avanza señalando que “como nadie tiene más de 30 puntos por su cuenta, se fraccionan porque no hay frente que los contenga”.
El interlocutor, de hablar pausado y reflexivo nos marca: “el kirchnerismo duro tiene hoy 20 puntos”, y se pregunta: “¿qué pasaría con Milei, Manes, Bullrich, Rodríguez Larreta: ¿irían juntos a una PASO o separados?; la izquierda podría absorber de 6 a 8 %, y después tenemos a los gobernadores del PJ y otras posturas moderadas. Todo ello podría configurar el escenario del 2003 de Argentina, o de Perú recientemente” traza, para concluir de manera tajante: “de todo modos, el modelo “K” se terminó en Argentina, lo que se viene es de perfil más de derecha”, arriesgando: “pero no del estilo bolsonarista”.

Los radicales se aprestan para una probable batalla interna.

“Maxi (por Maximiliano Pullaro) necesita una interna para ganarle a alguien”, presume un allegado al diputado aspirante a Gobernador. Y se “entrena” para ello caminando la Provincia.
Otros radicales quieren darle con el gusto, y también salen a trotar.
Se trata del barlettismo en Juntos por el Cambio (Mario Barletta, Alejandro Boscarol, Dionisio Scarpín) quienes compartieron este fin de semana en Reconquista un seminario con “dirigentes del radicalismo de toda la Provincia”, señalaron.
Estuvieron especialmente invitados los presidentes de los concejos municipales de Rosario María Eugenia Schmuk, referenciada con el intendente Pablo Javkin, y Leandro González, titular del concejo municipal de Santa Fe, referenciado en el intendente Emilio Jatón (ambos en el FPCyS). También fue de la partida la intendente radical de Santo Tomé Daniela Cuesta, referenciada en el diputado “libre” Fabián Palo Oliver.
El diputado provincial Julián Galdeano (de visita oficial a Israel por el tema seguridad pública) y la senadora nacional Carolina Losada se excusaron de asistir.
En definitiva: de ahí saldría el challenger que necesita Pullaro para, aspira, una necesaria competencia interna (con reglas de juego acordadas, dicen). Pablo Javkin ó Dionisio Scarpín serían los contrincantes.
A todo esto, el resto de los jugadores (PS, C.C, PDP, PRO, radicales GEN, “provida” varios), ¿sólo verían con qué sector en pugna alinearse?; ¿o si hay PASO se animarían también a competir?. ¿El socialismo jugaría con Pablo Javkin ó saldría al ruedo con candidato propio?. El PRO, ¿miraría desde la platea o saldría a competir?: “el PRO va a competir, candidatos sobran”, despejó dudas un referente.
Y la pregunta del millón: ¿dentro de qué coalición competirían todos los que anhelan hacerlo?, ¿en el Frente de Frentes que según la socialista Clara García, “no debería servir sólo para amontonar gente”?.

Perotti manda a la cancha a sus jugadores.

Ante unos dos mil asistentes en el camping de un sindicato rosarino, el Gobernador Omar Perotti alistó a su tropa para la batalla electoral interna que se viene. Relanzó su línea interna Hacemos Santa Fe, y subió al escenario a los gladiadores para la contienda, encabezados por Roberto Mirabella y Celia Arena.
El peronismo NES referenciado en Armando Traferri y la vicegobernadora Alejandra Rodenas, aportó al encuentro las figuras de los senadores José “Pepe” Baucero de San Javier y Osvaldo Sosa de Vera, junto con algunos jefes comunales. Dicen los organizadores que también pasaron por el molinete presidentes comunales del PRO.
El bielsismo – aliado en la gestión – no estuvo presente, ni con el Senador Miguel Rabbia ni la Ministra de Infraestructura Silvina Frana; en cambio el Ministro de Desarrollo Social Danilo Capitani habría dejado ésa escudería para cobijarse bajo el sol “perottista”.
Perotti arengó a los presentes con un discurso “productivista” (para satisfacción del Ministro del área Daniel Costamagna) no exento de guiños hacia una proyección nacional.

Falta gas oil. En Santa sobra producción de biodiesel.

Primero fue la Cámara de Biocombustibles de la Unión Industrial de Santa Fe, quien fijó su posición frente a la chance de que el país sufra la falta de gas el próximo invierno ante el incremento de los precios internacionales, señalando que “Santa Fe produce el 80% del total nacional de biodiesel de soja, que se mezcla con el gasoil para automotores y usinas”, con 18 plantas de biodiésel que funcionan al 40% de su capacidad instalada.
Después aparecieron las Bolsas de Comercio, entre ellas la de Santa Fe, alertando sobre el mismo fenómeno: la falta de gas oil, proponiendo que más allá del corte obligatorio vigente del 5%, las empresas mezcladoras podrán usar biodiesel hasta un máximo del 20%.
La Bolsa de Comercio de Santa Fe subraya que “nuestro país puede alcanzar 3,9 millones de toneladas de producción de biodiesel, concentradas principalmente en la provincia de Santa Fe, donde se integran con las empresas de molienda de soja”.
Precisamente a todo esto, el Ministro de la Producción Daniel Costamagna le envió una nota al Secretario de Energía Darío Martínez, solicitándole sumar 5 puntos porcentuales al esquema actual de corte, llevándolo al 10% para «ser aplicado en la generación de energía para las usinas, así como también para el transporte sin traer esto implicancias en el precio del gasoil”.
Costamagna indica que “elevar al 10% el corte de biodiesel permitiría «incorporar 1.000.000 toneladas de biodiesel al mercado interno y propiciará la manufactura de 5.000.000 toneladas de soja, así como el ahorro divisas por u$s1.450 millones en importaciones de gas oil”.
“Por otro lado, esta incorporación generará u$s 2.250 millones en divisas con exportaciones adicionales de harina de soja, y una recaudación fiscal de u$s 675 millones en retenciones sobre exportaciones adicionales de harina de soja, equivalente a 10 barcos de GNL”, le hace saber a la Nación el Ministro de la Producción santafesino.
Lamentablemente el Presidente de la Nación estás más ocupado en cuidarse de las intrigas palaciegas de su Vicepresidente Cristina Fernández, que de ocuparse de los acuciantes problemas de los argentinos.

Noticias Relacionadas

Read Previous

AMSAFE declaró como históricas las convocatorias a las asambles en 19 departamentos

Read Next

Liga Ceresina: Unión y Juventud derrotó a Selva y sacó mucha distancia en la punta