La columna de Darío: «Nuevo tablero político en la Cámara de Diputados»

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Después de las PASO quedó diseñado en la Cámara de Diputados un nuevo tablero político, expresión cinética de las mutaciones políticas con sus nuevas relaciones de fuerzas que ya comenzaron a exteriorizarse, sin pérdida de tiempo, el jueves pasado.

NEO-Evolución: radicales por la identidad propia.

Así las cosas los 10 diputados radicales NEO, hasta el 9 de mayo en que falleciera Miguel Lifschitz asociados en el FPCyS, luego de haber jugado las PASO en Juntos por el Cambio ahora formalizaron bloque propio bajo el nombre UCR- Evolución, escindiéndose de sus compañeros de ruta durante los últimos 13 años.
Los acompañará a modo de interbloque PRO- Evolución Gabriel Chumpitaz, ex pre candidato a diputado nacional que compartiera lista en las PASO con Maximiliano Pullaro en Juntos por el Cambio. De esta manera Chumpitaz se alejó – dicen que no tanto- de la bancada Juntos por el Cambio que siguen integrando los radicales Julián Galdeano y Alejandro Boscarol, y Ximea Sola del PRO.
Con esta determinación de Pullaro y su gente, se terminó el bloque “constitucionalmente mayoritario” de 28 diputados, quedando el FPCyS no obstante con la primera minoría de 18 legisladores (14 PS mas los interbloques PDP de Gabriel Real, Radicales Libres de Fabián Palo Oliver, GEN de Mónica Peralta y CREO de Ariel Bermúdez).
Los primeros “daños colaterales” de la decisión tomada por los ex NEO (aunque políticamente sigan reivindicando la sigla) los vivió el ex titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda Fabián Bastia (dejó ese puesto para presidir la Comisión de Acuerdos) cuando el miércoles se encontró en la Comisión de Presupuesto con un despacho mayoritario firmado por Fabián Palo Oliver, presidente de la Comisión, el PJ y Ximena Sola del PRO, aprobando la Ley de Conectividad sin estar en el orden del día. Bastía y Amalia Granata firmaron en contra. Habrá consecuencias.

No todo es lo que parece.

En la sesión del jueves, el nuevo bloque presidido por Maximiliano Pullaro adhirió a la postura de Juntos por el Cambio de votar en contra un proyecto de Ley del peronismo – apoyado por el FPCyS – para crear una plataforma de ventas para la oferta y comercialización directa al público, de servicios y productos elaborados por empresas radicadas en la Provincia de Santa Fe, cuya antigüedad sea mayor a un año. ¿Devolución de gentilezas por lo de Conectividad?. El socialismo hizo notar que en las comisiones Juntos por el Cambio y sus ex socios radicales lo habían consentido con sus votos.
Pero no todo es tan lineal en la política: el controvertido pliego de Oscar Biagioni para renovar mandato como vocal del Tribunal de Cuentas enviado por Omar Perotti, es probable que termine aprobándose de manera ficta (por el transcurrir del tiempo sin ser tratado) debido a la complacencia de los sectores mayoritarios de la Asamblea Legislativa de hacer fracasar las mismas (la próxima es este jueves) por falta de quórum. “Es la política, estúpido”, diría Bill Clinton.
La media sanción de la nueva Ley Provincial de Educación, cuestionada por los sectores “celestes” de Diputados (y la abstención del peronista Oscar Martínez), por contener ESI con ideología de género, falta de pluralidad y ausencia de presencia de los padres, entre otros espinosos aspectos, contó con la aprobación de las demás bancadas.

El peronismo necesita liderazgo urgente.

Engendrado por un militar, el peronismo no puede existir sin liderazgo claro; hoy no lo tiene en Santa Fe, y por eso sigue reinando la anarquía de siempre, profundizada tras las PASO.
Ahora con la incorporación de Cesira Arcando con su monobloque FE, son ocho los pensamientos independientes en ese bloque, medianamente ordenados por el experimentado Ricardo Olivera, quien además como presidente del Partido Justicialista impone respeto orgánico. Solo Dios sabe que pasará después de las generales si Perotti no logra, al menos achicar “decentemente”, la diferencia de las PASO.

“Celestes” unidos por sus convicciones morales. Separados por la política.

El “ala celeste” también tuvo sus consecuencias post electorales, pues Walter Ghione creó el bloque unipersonal UNO, dejando a Nicolás Mayorás de Vida y Familia con tres integrantes (él mismo, Natalia Armas y Jorge Argarañaz).
Ghione, sin ser un interbloque formal, cohabitará con los tres de Juntos por el Cambio, y genéricamente con los 10 UCR-Evolución, pues él participó en la compulsa de JxC como precandidato a diputado nacional en la boleta de Federico Angelini.
Amalia Granata, quien también jugó en las PASO dentro de JxC con Federico Angelini, seguirá con su bloque unipersonal Somos Vida, columpiando afectos políticos entre los radicales “Evolución” (tiene buena afinidad con Pullaro) y Juntos por el Cambio de Julián Galdeano.
Betina Florito de Somos Vida Santa Fe pasó a las generales como candidata a senadora nacional por UNITE, y no le debe obediencia política a nadie dentro de la Cámara, lo cual le da una preciada libertad de opinión y acciones.

Universo “cambiemita”.

Para comprender la nueva galaxia “cambiemita” (“el universo Macri”, supo definirnos Miguel Lifschitz cuando se negó tajantemente a integrar JxC), hablemos de “originarios” y satélites incorporados.
De tal manera, los radicales Julián Galdeano, Alejandro Boscarol, Gabriel Chumpitaz, Ximena Sola son “originarios” de Juntos por el Cambio (supo serlo Cesira Arcando, hoy de regreso a sus fuentes: el peronismo); mientras que los nuevos integrantes al sistema son los 10 radicales NEO, Amalia Granata, Walter Ghione, e intenta orbitar Nicolás Mayoraz.

La izquierda se mantiene en sus casilleros.

Finalmente los dos bloques “de izquierda”, liderados por Rubén Giustiniani y Carlos del Frade continuarán con sus políticas de votar conforme a sus convicciones (aunque acuerdos siempre haya en la política).
En el caso de Giustiniani, quizás lo condicione un poco mas haber jugado dentro del Frente Amplio Progresista – FAP – (con su versión provincial FPCyS) a la hora de tomar algunas decisiones, toda vez que en virtud de esos acuerdos apoya a la diputada socialista Clara García en su camino rumbo al senado nacional, junto con Mónica Fein a Diputados.
El 14 de noviembre se terminarán de afianzar las piezas en el nuevo tablero político santafesino expresado en la Cámara de Diputados.
De los senadores nos ocuparemos próximamente, porque prometen grandes novedades.

Más Noticias