La columna de Darío: Los candidatos ponen su oferta electoral a la vista del público

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Mientras el Presidente de la Nación Alberto Fernández asegura que “estamos cerca de ser felices”, por la intensa vacunación contra el Covid, el líder social Juan Grabois lo extorsiona asegurando que “estamos cerca de un estallido social”. La fábrica Toyota no encuentra operarios con secundario completo (y los que lo tienen, no saben comprender escrituras). En una población portuaria de Santa Fe, una cerealera exportadora detectó en el 70% de los exámenes toxicológicos realizado entre jóvenes menores de 25 años que buscaban trabajo, restos de sustancias prohibidas. Con ese panorama se irá a votar el 12 de setiembre.

En la otra orilla del embravecido Río social, Omar Perotti junto a la biotecnológica agropecuaria Bioceres (que cotiza en la Bolsa de Wal Street) hizo público quizás el programa más ambicioso de su gobierno (junto a la conectividad): SF500, un fondo que prevé invertir 300 millones de dólares durante la próxima década para crear 500 startups hacia el 2030. Y creó por decreto el Consejo de la Economía del Conocimiento para apalancarlo desde el Estado, en principio con la exención del pago de impuestos sobre los Ingresos Brutos, sellos e inmobiliarios, y estabilidad fiscal por 10 años.
El gobierno provincial viene anunciando obras públicas y entregando fondos por doquier (mientras la oposición radical – y peronista – sigue quejándose airadamente por las discriminaciones) y las flexibilizaciones nacionales ya alcanzaron en la Provincia el dictado de clases casi presencial como antes de la pandemia.
¿Qué le cruzará por la cabeza a la sociedad a la hora de votar?. ¿Tendrá en cuenta lo logros del gobierno provincial – y nacional –?. ¿ó tan solo se concentrará en impedir la hegemonía K en el Congreso nacional, tal como pregona la oposición?. ¿Estaremos ante un escenario electoral parecido al del 2017, cuyas bancas se renuevan este año?. ¿Dejó “secuelas electorales” la pandemia?.
Nadie lo sabe a ciencias ciertas; pero seguro “el electorado” lo intuye. ¿Podrán detectarlo a tiempo las encuestas?.

Slogan de campaña.

Este domingo comenzaron los spots publicitarios de campaña de las 8 alianzas y 5 partidos políticos, que competirán en las clasificatorias del 12 de setiembre. Solo unos pocos largarán el 14 de noviembre.
¿De qué manera unos y otros tratarán de convencer al seguramente más de un millón y medio de votantes del 12 de setiembre, para que ingrese en SU Paso?.

Juntos por el Cambio: La principal oposición.

En Juntos por el Cambio habrá cuatros listas con un solo objetivo: impedir que el kirchnerismo “cope” el Congreso con legisladores para “ahondar el modelo cristinista”. Tres serán radicales y una genuina del PRO.
La radical auspiciada por Mario Barletta como precandidato a Diputado nacional que lleva a la periodista Carolina Losada de aspirante senatorial, acompañada por el intendente radical norteño Dionisio Scarpín, según Julián Galdeano, uno de sus mentores (al menos de Lozada) apuntarán a consolidar la personalidad de la periodista ex América TV con un acendrado eje “anti Cristina” (y se nota en los slydes y spot) más allá del “equilibrio territorial”, independientemente de las propuestas clásicas de campaña (campo, combate del narcotráfico, etc).
El otro radical José Corral, apostará al residual de conocimiento provincial luego de haber sido candidato a Gobernador hace dos años, atravesando Paso y General, su paso por la presidencia de la UCR nacional y “el principal elector en Rosario”: Roy López Molina; junto con Lucila Lehmann que, además de ser ahijada política de Elisa Carrió, dice identificarse con el campo.
Finalmente Maximiliano Pullaro en su discurso de presentación fue muy claro: defender el federalismo santafesino ante el avance kirchnerista (y su socio local el Gobernador Perotti, dijo). Para ello armaron una grilla “absolutamente territorial y fuertemente representativa de los departamentos”, en la que basan su fortaleza de triunfo.
La marca PRO en Juntos por el Cambio será arrastrada por el dueto senatorial Federico Angelini (vicepresidente nacional del PRO) y Amalia Granata, quien se identifica con la propuesta “somos vida”. Ellos dos, junto a una grilla de diputados genuinamente PRO, deberán conseguir que el electorado independiente se vuelque masivamente en esta interna para equilibrar los votos de afiliados, simpatizantes y adherentes radicales que pudieran obtener las otras tres listas.
Su discurso es casi lineal: impedir que el kirchnerimo controle el Congreso con el 40% de los votos.

La contracara peronista y la figura de CFK.

Para contrarrestar semejante avanzada antikirchnerista estarán las dos listas del Frente de Todos: la apadrinada por Omar Perotti (casi engendrada en el Instituto Patria) quien inclusive va de senador suplente del precandidato a primer senador nacional Marcelo Lewandowski, acompañado por la camporista María de los Angeles Sacnún; Roberto Mirabella, el delfín del Gobernador, será el aspirante a primer diputado nacional.
Y la grilla liderada por el sempiterno candidato kirchnerista Agustín Rossi.
El equipo de campaña de Perotti tiene un norte bien claro: “nosotros queremos ganar la Provincia en noviembre”, resaltan casi en tono de advertencia, “y para ellos pusimos en las listas a los hombres y mujeres que más miden en esta Provincia”, certifican.
Destacan el altísimo nivel de imagen del Gobernador Perotti, y apuestan al pleno de su gestión para atraer al redil peronista a la mayor cantidad posible de votantes independientes; sin descuidar la masa peronista – kirchnerista, de allí la foto de los precandidatos con Cristina Fernández de Kirchner.
Rossi en cambio, pone todos los boletos a las patas de un solo caballo: la militancia. Apela al sentimiento de pertenencia del elector kirchnerista, la “mística”, como definen espiritualmente. Y dejan un slogan: “entre el original y la copia, los militantes votarán al original”.

El FAP: de la nada, a pelear el bronce.

Hace exactamente tres meses moría Miguel Lifschitz, y con él las expectativas del por entonces FPCyS de pelear la medalla de oro. Hoy, como definió uno de los armadores de Clara García: “vamos por la medalla de bronce”.
La interna en el ahora Frente Amplio Progresista (FAP) será entre la diputada provincial Clara García (viuda de Miguel Lifschitz) por el Partido Socialista, y el ex – socialista ahora con Partido propio Rubén Giustiniani, aupado por el intendente de Rosario Pablo Javkin. Ambos encabezarán la lista de precandidatos a senador nacional.
Seguramente con sus matices, ambos contendientes tratarán de seducir al electorado independiente para que entre en esa compulsa interna, también con el discurso federalista en defensa de una hegemonía del actual modelo de gobierno nacional.

El resto que aspira a seguir.

Sin desmerecer al resto de los competidores, dos listas mas pugnarán por cruzar la barrera del 1,5% de los votos válidos emitidos el 12 de setiembre: Luis Contigiani dentro del frente Primero Santa Fe, y la actual diputada provincial Somos Vida Betina Florito, aspirante senatorial junto con Alejandra “locomotora” Olivera en UNITE.
Contigini en su presentación marcó la bisectriz productiva que lo caracteriza (fue Ministro de la Producción de Miguel Lifschitz), su férrea postura de los valores “pro vida”, y cierta indulgencia hacia políticas del gobierno nacional que considera ideológicamente acertadas.
Por su parte, la ex múltiple campeona mundial de boxeo “locomotora” Olivera (también “celeste”), apelará junto a su compañera Florito, a la imperiosa necesidad de sacar a los jóvenes del ocio destructivo que los lleva por los oblicuos caminos del consumo de drogas (los “ni-ni”: ni estudian ni trabajan) mediante el deporte y el estudio. “No hay otra manera”, aseguran.
Cómo en una feria franca de sábado, los candidatos ya están mostrando sus productos en los escaparates de campaña, para que losk consumidores – electores elijan el 12 de setiembre a cuál de ellos seguir comprándole el 14 de noviembre.

Más Noticias