El eclipse se robó la atención de miles de fanáticos, y dejó postales increíbles en Chile y parte de Argentina

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

La alineación exacta de tres cuerpos en el espacio fue la función espacial de lujo que tuvo a gran parte de la Argentina como espectador preferencial en la butaca.

El eclipse solar 2019, ya en su fase final, fue un evento que pudieron apreciar unos 20 millones de personas en forma total en nuestro país y en Chile y cientos de millones de personas más en forma parcial desde casi toda Sudamérica.

El eclipse solar se produce cuando la Luna, nuestro satélite natural, se interpone entre la Tierra y el Sol. Así, la Luna oculta al Sol desde la perspectiva de la Tierra, estando los tres cuerpos celestes alineados entre sí. El tipo de eclipse solar depende del Perigeo y Apogeo (distancia mínima y máxima de la Luna respecto al centro de la Tierra, en su órbita elíptica).

El evento se observó en su totalidad en una franja de 130 kilómetros de ancho que recorrió 11.252 kilómetros de Oeste a Este y comenzó por la mañana en el océano Pacífico sur, al este de Nueva Zelanda, y se movió en dirección Noreste. Luego tomó dirección Sudeste y al atardecer tocó tierra en Chile y finalizó en el Río de la Plata ya en pleno ocaso.

En Argentina, el fenómeno astronómico comenzó por la cordillera de los Andes y recorrió San Juan, La Rioja, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Son seis las provincias donde se observó en su totalidad.

Las ciudades por las que se vio en forma total incluyen Bella Vista y San José de Jáchal, en San Juan; Chepes en La Rioja, Villa Corral y Merlo, en San Luis; Río Cuarto, Mina Clavero y Corral de Bustos, en Córdoba; Sancti Spiritu en Santa Fe y Junín, Chivilcoy, Mercedes, Lobos, Luján y Chascomús en la provincia de Buenos Aires; pero también fue parcialmente visible en otras áreas.

Más Noticias