Editorial: Un «popurrí» político para alimentar los egos, y una condena celebrada

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Se marchó una semana marcada por eventos, y decisiones, ligadas a la política de entrecasa, que marcaron solo «un principio» de lo que se verá en el show del año de las «intermedias».

Se comenzó con el pedido de Justicia por Sahira, motivado por la conmemoración del día de la mujer, y se culminó la semana con la condena a su femicida Franco Fernandez a cadena perpetua. Este hecho será, a pesar de la agenda política, la «noticia» más relevante por muchos meses.

Pero, seríamos muy ingenuos si pensáramos que esa noticia tan importante emanada desde la Justicia, que tanto criticamos en sus decisiones, para la politica ha sido significativa. Es que la agenda política marcha en otro carril. En cuantiosas oportunidades la «politica» solamente se mira su «ombligo».

Fue una semana agitada de la agenda para los políticos de todas las fuerzas. Porque a las conmemoraciones del dia de la mujer, con muchos actos desarrollados para «rescatar» el rol de la mujer, se sumaron los tradicionales «enfrentamientos» de trinchera a trinchera. No vamos a aburrirlos enumerando cada uno de ellos, pero fueron varios, y en pocos días.

No faltó nada en el espectáculo, y se mostraron las primeras armas para el derrotero. Denuncias de campaña «asistencialista» por parte de los candidatos a las elecciones de un barrio. La reaparición de Busquets, redimiéndose en los medios, atacando al gobierno actual. La salida de Giovaninni del Registro Civil para escalar al Ministerio de Gestión Pública. La denuncia contra la reciente secretaria de coordinación de políticas públicas por parte de la ex directora del hospital Silvana Torres, quien encendió la llama de los «tantos» nombramientos políticos en instituciones provinciales, y que es un problema de larga data, que se solucionaría fácilmente con los populares «concursos» a los que la clase política parece interesarles poco.

Pero no fue todo, de las discusiones propias de la política local, con pleno ensayo preelectoral, vinieron noticias del departamento que demostraron que todo está muy «encendido». El personal del Samco en San Guillermo le protestó al gobierno de Lopez el recorte presupuestario. La propia mandataria viajó personalmente a Santa Fe para buscar soluciones al conflicto, y presentar proyectos en el programa «Incluir» el mismo que ahora lleva adelante Giovaninni. Arrufo mostró un saldo positivo ante la confirmación de una obra muy esperada por toda esa comunidad, con una inversión millonaria de la provincia. En San Cristobal, el Intendente Rigo debió desmentir que se va de su cargo para cambiar de trabajo, pero debió lidiar con la denuncia de una menor contra uno de sus funcionarios por «supuesto acoso».  La oposición de no dejó pasar la oportunidad en esa ciudad para insistir con la investigación del suceso.

La política se inmiscuye en todos los ámbitos, muchos de su propia competencia, pero otros para imponer egos y condiciones. «No se ha visto lo peor», todavia falta para eso. la pandemia solo ha dado una tregua, y puede ser un verdadero problema si la tan esperada segunda ola, llega con el embate con el que ha atacado a otros paises de la región. Los «politicos» rezan con que eso no suceda, el año político está en «llamas» y eso que aun, para la «campaña» real, falta un tiempo.

En este contexto el gobierno de la ciudad busca «afinar» la puntería en sus decisiones. Analiza de manera anticipada, que sufrirá el «bombardeo» de los sectores opositores, que ya están escribiendo el «guión» para marcarles errores a la gestión. En la semana hubo una estela de paz, y armonía, cuando se decidió conformar una inédita mesa intersectorial para el abordaje de la problemática de género. El espectro fue amplio, y ahora definirá su andar. El gobierno debió someterse a prueba dentro de la Junta Municipal de Defensa Civil, la cual se reunió para evaluar condiciones que pedian los alumnos de la promoción de este ciclo, y terminó amparada por los decretos provinciales para no tocar absolutamente nada de lo que está escrito. Ese respaldo se potenció, con la declaración de Santa Fe, de adherir a la tan mencionada DISPO, decretada hasta el 9 de abril por el presidente de la Nación.

Se marchó una semana llena de encuentros y desencuentros, la mayoría de ellos generados desde el ámbito de la política en todos los niveles, la misma política que lejos de corregirse, no mide con la misma vara acciones propias o ajenas.

Más Noticias