Editorial: Pensar estructuras sólidas en tiempos de «inflación»

Es dificil pensar que a estas alturas hay cosas definidas en materia de nombres. Como tambien es muy apurado aventurar un resultado electoral para el 2023. El 2022 recien esta asomando la cabeza, pero ya mostró algo claro, tendrá que luchar mucho contra la corriente el «Albertismo» para poder instalar nuevamente al Justicialismo en el poder el año que viene.

La imagen del presidente de la nación no goza de su mejor momento, mucho menos la de sus más cercanos colaboradores. En ese frente que gobierna el pais hay una grieta enorme, y se la marcaron en la legislatura, los que aun sueñan con ideales de estar en contra de todo tipo de sistema que imponga condiciones de supervivencia.

Pero eso no solo se cierra al ámbito nacional, donde la oposición se relame en territorio abatido por la pandemia, la economía y con varias aristas politicas sin consolidar. En Juntos por el Cambio hay aspiraciones concretas, porque saben que la oportunidad de volver a gobernar el pais, es un hecho concreto. Lo que no puede definir esa oposición es el liderazgo, y a su vez, el único candidato que salga del consenso de todas las fuerzas politicas que la integran. No falta demasiado para que se vayan decantando nombres en esa busqueda, y los intereses de cada espacio, vayan cediendo hacia la unidad.

Michlig fue nominado este viernes como el candidato de todo el radicalismo en la provincia de Santa Fe. Se convirtió en el candidato del consenso, y será su tercera presidencia en el partido que aspira tras 60 años de volver a gobernar la provincia. Michlig deberá negociar con los otros partidos de una coalición futura. Allí estarán el PRO puro, la Coalicion Civica, el PDP; y puede llegar a sumarse algún que otro socialista. Michlig será el que decida cada paso de la UCR hacia el 2023. En muchas oportunidades el Senador provincial anunció que solo un Frente de Frentes, muy parecido al que gobernó Santa Fe con 3 gobernadores socialistas, puede derrotar sin miramientos del peronismo, que tambien tiene sus fuertes disputas internas.

Esto tambien bajará a los 19 departamentos de la provincia. Vienen llegando dias de definiciones, y de pararse en una vereda. En el 2023 se renovaran casi todas las intendencias de la provincia, donde en la mayoria gobierna el Frente Progresista Civico y Social. Esa coalición ya no existe, y deberá cambian su denominación. Ese también será otro desafío.

En las últimas horas se conoció un comunicado del grupo de presidentes comunales de la provincia, todos perotistas que volvieron a apoyar el proyecto Hacemos Santa Fe. En ese sector se encolumna la gran mayoría, no hacerlo sería lapidario para sus aspiraciones de fondos genuinos para sus comunidades en tiempo y forma, en un año donde la inflación y los vaivene de la economía son imperiosos de resolver en el acto.

Mientras tanto en Ceres, el Gobierno de la Ciudad abrió varios frentes de trabajo. Dupouy insistió en Buenos Aires por obras de programas nacionales que desembarquen en Ceres. Rojas se reunió con Frana, y planteó la postura del gobierno local en materia de planificación de la obra prioritaria para la comunidad. Estos caminos si son los que conducen a Roma para efitar el afamado refran.  Mientras tanto el Justicialismo anda en el llano, midiendo sus acciones sin tanto aspavento, sabe que lo que viene es un tránsito dificil, por las divisiones claras en nación y provincia de la fuerza. En algun momento habrá que jugar en un solo lado, y eso es lo que más los inquieta.

MARTIN FARIAS

Noticias Relacionadas

Read Previous

Por amplio consenso Felipe Michlig fue nominado para presidir la Unión Cívica Radical de la Pcia. de Santa Fe

Read Next

Minimas bajas, y dias con inestabilidad para el comienzo del otoño en la ciudad