Editorial: La exposición de los precandidatos locales, espectadora de la puja por los cargos nacionales

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Septiembre pasará de largo para los precandidatos locales. No tendrán que rendir examen en una elección que los podría haber dejado expuestos ante la opinión pública. Los resultados de las primarias saben ser dolorosos, principalmente para aquellos candidatos que no consiguieron rendir electoralmente en el marco de lo previsto. Los precandidatos de las tres listas ceresinas propuestas, para ocupar tres bancas en el Concejo 2021-2025, esperarán la definitiva de noviembre.
Pero no jugar en septiembre, no los exime de andar, mostrarse, y caminar por las rúas ceresinas.
Esto es lo que se ha visto durante los últimos días. Lejos del fragor de las elecciones que pondrán listas definitivas hacia el Congreso Nacional, los candidatos locales también van contribuyendo a esa primera elección, y consolidan terreno hacia la elección local.
Entre los más activos de la última semana aparecieron Lancellotti y Dutto. Busquets, a pesar de hacer una campaña en silencio, no se expuso, ni brindó entrevistas en medios afines.
Dutto acompañó a la Intendente Dupouy en distintas actividades que le permitan allanar terreno. El actual secretario de Gobierno se sometió a una entrevista radial, y más tarde televisiva donde clarificó su panorama actual, confirmando que no está de licencia y que su trabajo como miembro del gabinete seguirá hasta un mes antes del 14 de noviembre.
Mientras tanto, el candidato del oficialismo cumple con distintas actividades integrales, y recorre con el programa la salud en tu barrio las distintas vecinales y habla con el vecino cara a cara. Asume compromisos, y va adaptandose al rol que deberá afrontar desde el 10 de diciembre, porque está muy claro que Dutto será Concejal. Se empapa poco a poco y empieza a diagramar como será su rol de edil para sentarse en la banca que dejará por finalización de mandato Nicolas Maza.
Lo que el gobierno y el propio Dutto pretenden, es que esa aceptación de la ciudadanía a la gestión de la Intendente, consigan arrastrar a Romina Meshler al Concejo, y ocupar un banca necesaria, porque Rafael dejará el legislativo, y ese voto que «acompaña» deberá compensarse con un miembro del palo del «gobierno».
En el otro lado, está el Justicialismo. Enrique Lancellotti se sigue mostrando como una persona conciliadora. Está fuera de su objetivo momentáneo mostrarse agresivo o confrontativo. Ha tenido chances de hacerlo, y no lo hizo. No golpea, no habla de más, y preserva el rol de candidato con llegada a las instituciones. Se expone a las fotos, y sigue al pie de la letra lo que se le ha determinado como guión. Resalta constantemente el boleto educativo, la billetera Santa Fe, y los alcances del Incluir para las instituciones intermedias.
Lo llamativo es que de aquellos primeros sondeos donde lo ponían lejos de una banca en el Concejo, esa distancia se ha ido limando. Tal vez haya influido su exposición constante, y la llegada a los barrios con Luisina Giovaninni, y el consejo en el oido, de ex funcionarios de la gestión Busquets que lo aconsejan de como proceder en tal o cual lugar. A Lancellotti y su compañera de fórmula Alina Ramallo les sirvió poco el acto que encabezaron Mirabella y Casteló en Ceres.
Tal vez llegaron a Ceres cansados de la gira que los trajo por el departamento, pero dijeron muy poco, y eso que el auditorio solo contó con un puñado de simpatizantes arrimados por la propia Giovaninni. A Lancellotti y Ramallo ese encuentro no les sirvió para sumar más de lo que hoy tienen.
A Busquets se lo ha visto poco en estos dias. Lo llamativo es que su única exposición en campaña fue cuando llegó el diputado y candidato al mismo cargo en el Congreso Nacional Oscar Cachi Martinez. Incluso en ese acto, no se expuso, ni tampoco aportó discurso que moviera el amperimetro.
Tal vez se espera más de Busquets en sus interlocuciones, porque de todos los candidatos es el que más conoce el paño, y es entre los precandidatos locales, el que más arraigado está en los barrios con sus viejos simpatizantes.
El ex Intendente sabe, que si Rossi ganá las internas en la provincia habrá más aire y predisposición para jugar chances claras para ser Concejal en noviembre. Será muy distinto si el que gana es el candidato del Gobernador, porque se inflará mucho más el peronismo perottista en toda la provincia, y la linea de Busquets podría sentir el golpe.
En la Unidad Básica no entienden que tanto Dutto y la propia Intendente de la ciudad, hayan hablado mejor de Lancellotti como un probable concejal dialoguista y ambos hayan manifestado que lo de Busquets ya es cuestión del pasado. No se animan a revelar que esa podría ser una estrategia del propio gobierno, para jubilar definitivamente al ex Intendente de la política local.
Mientras tanto, lo que se cocina en la provincia es la encarnizada lucha de los dos principales frentes que buscarán disputar los primeros lugares de cara al Congreso Nacional. Juntos por el Cambio y el Justicialismo parecen por el momento polarizar las elecciones, pero Giustiniani, dejó una interesante reflexión, el actual diputado provincial de cepa Socialista y precandidato al Senado Nacional, sostuvo que tanto Juntos por el Cambio y el Kirchnerismo son lo que son «porque los medios dde comunicación de Buenos Aires los ayudan a que esten en el enfrentamiento permanente y venderle a la sociedad que la grieta es lo que único que existe en el pais«.
Si esto es asi, lo develarán las urnas el 12 de septiembre, pero aún más, las generales de noviembre.

MARTIN FARIAS.

Más Noticias