Editorial: Hablemos de posibles candidatos en Ceres, ¿quien es quien?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Hay fotos que uno desde su lógica e interpretación no puede dejar pasar por alto. Es que poco a poco, aunque se aplacen las convocatorias a elecciones PASO, ahora serán el 12 de septiembre, en el enjambre partidario, cada uno busca personas que defiendan «listas» y no colores partidarios. En ese sentido, los «Frentes» van mostrando a cuentagotas, quienes pueden representar esas «ideas» políticas en todos los ámbitos, locales, provinciales y nacionales.

Partiendo desde el poder, vamos armando el «cuadro» que lejos está, de acuerdo a nuestra opinión, se ser un Da Vinci. Hagámoslo desde el Frente Progresista, que ahora será otro «Frente», con muchos actores partidarios que se cobijarán dentro del mismo. Dupouy- decide ella afirmó el Senador Michlig en el programa Aldea Global- ya tendría (potencial) sus dos primeros candidatos. Fiel a su estilo, la Intendente quiere jugar fuerte, y por ende si es así, lo hará con una «mujer» en primer lugar. Es una de sus más cercanas colaboradoras, y con fuerte llegada en los sectores vulnerables de la sociedad. La secundará otro «secretario», que según afirman en las huestes del gobierno, «es un buen tipo, buena imagen, y sin denuncias en sus espaldas».

Por el lado de la «oposición», partida al medio por las fuertes diferencias políticas que ya marca el Gobernador en la provincia. El juego irá por dos carriles. En el «peronismo» tradicional, el que comanda Juan Mansilla, la apuesta es hacerlo jugar a un ex Intendente, con llegada a los barrios, y al cual los medios de comunicación nombran siempre a pesar de no estar en el poder. Será cabeza de lista, pero como la mano dentro de esa interna viene agitada, se busca una mujer- no está definido el nombre, pero la tienen en carpeta- bien peronista, no apolítica como supo jugar en otras elecciones el peronismo. El nombre está guardado bajo 4 llaves, «la están hablando» afirmaron fuentes del sector. No hay nada definido, y «todo puede cambiar».

En cambio la que avanzó a paso firme, aunque ella aun lo niegue, es Giovaninni y su sector dentro del Justicialismo. La secretaria de Gestión Pública tiene «nuevos y viejos simpatizantes» en su posibilidad electoral. Claro está, que también blindan los nombres de los candidatos «apalabrados». Pero han  descubierto fotos que «limpiaron el panorama» que ya ha dejado de ser una especulación. Giovaninni ha encarado el armado de su lista, con un profesor de educación fisica y entrenador, con buena imagen en la sociedad ceresina. Esta estrategia, que se discutió en su nueva base partidaria a la que la propia Giovaninni no quiere llamar «unidad básica», trajo satisfacciones entre los allegados. Este entrenador, muy afamado por sus logros, iría acompañado por una mujer, que ya fue candidata, pero nunca en puestos con expectativas de ingresar al Concejo. Esta vez, aportaría su fiel arraigo «peronista» a la lista de Giovaninni. La pregunta que muchos se hacen es cual será el rol de Fiore, y el resto de los colaboradores con los que Giovaninni ha logrado consensuar su idea política. Todos afirman que «para el 2023 hay que tener los nombres listos» pero para eso hay que asegurar, «el triunfo electoral interno de este 2021, y a partir de allí, y desde el Concejo» afianzar la fuerza para 2023.

En el ámbito de las otras fuerzas, «cada niñito con su cuadernito». El Socialismo local, a partir de alianzas del gobierno de la ciudad con el PRO y otras fuerzas, estaría pensando en alistar, si fuese necesario, candidatos propios, y con el Socialismo a la cabeza de cualquier alianza que se pretenda armar en el ámbito local.

El PRO mismo, tiene gente adentro y afuera del Gobierno local. Rafael, que defiende su banca de Juntos por el Cambio, y que acompañó con Lemos a la diputada Scaglia hace pocos días, es muy probable que «deba armar él mismo una lista» con él a la cabeza, y con un pedazo del PRO provincial que lo respalde. Rafael no será parte de la lista que el «oficialismo ceresino» está estructurando.

Demás está destacar que todo lo que en Ceres se arma tiene «padrinos» mirando celosamente cada armado. Nadie se corta solo sin un SI de quienes más arriba de la escalera, tejen sus propias estrategias.

MARTIN FARIAS