Editorial: 7 días de euforia, confusión, fotos, primavera y escrutinio definitivo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Es tan dinámico lo que provoca la política en nuestras tierras que contarlas puntillosamente a veces puede convertirse en una verdadera odisea.

Pero asi son los cosas, y más aun en un año politico, y de pandemia, que este último, no es un dato menor. En siete dias se produjeron una serie de sucesos que han descolocado a más de uno, con información cruzada, desconfianza generada por noticias demasiado alentadoras, y por ende la «confusión».

Entre lunes y martes, coincidiendo con el inicio de la «loca» primavera en lo que aparenta ser la «nueva normalidad» se fueron produciendo cronológicamente los extraordinarios vaivenes de nuestra política. El primero, y el que detonó la semana fue el anuncio del Gabinete nacional, los «hombres» que eligió el Frente de Todos para poner a pilotear el pais, que tras las PASO desplomó el castillito de naipes. No habia nada sólido, el golpe de las urnas en la cabeza del Gobierno Central, provocó una sangría cuasi lógica. Se fueron los menos pensados, y llegaron otros, con más experiencia, más confrontativos, y más cercanos a las políticas de la actual vicepresidente de la Nación.

Fue tanta la locura y los dimes y diretes que ocasionó el Gobierno Nacional con sus nuevos ministros, que a solo 24 hs de sus  asunciones, se pateó el tablero y se hicieron anuncios alocados y propios de alguien que quiere ganar o recuperar terreno perdido en el mapa nacional. La sorpresa primaria fueron los anuncios sanitarios de la ministra de salud, y del Jefe de ministros sobre «la nueva etapa de convivencia en pandemia». Apertura para todo, más aforo, y fronteras accesibles. Las tiraron todas el mismo dia de la primavera. Estos primeros anuncios originaron «una comfusión» tal, que la propia gente se preguntó, «era necesario?». Es que la gente tampoco come «vidrios». La pandemia, afirman los más reconocidos expertos no terminó, y está lejos de hacerlo. Lo que no quita que la vacunación haya alcanzado buenos niveles y los índices de muertes y contagios por coronavirus sean los más bajos desde que se desató la pandemia en 2020. Pero una cosa son los anuncios para conquistar un electorado díscolo, y otra muy distinta cambiar el argumento de una semana para otra. Porque si lo que se recuerda es que habia que ir a votar en extremos cuidados, hasta con una lapicera propia y sin salivar el sobre, y de repente el desplome de los resultados hacen virar esos controles totales y cuidados, al «libertinaje» de hacer cuasi una vida similar a la de la vieja normalidad, hay algo que concretamente no «cierra».

Los gobernadores de varias provincias, incluso perdedores de las PASO; se dieron cuenta que «hay apuros en estos anuncios». Perotti uno de ellos. Se mostró conservador, y añadió que «revisará» cada medida con expertos, viendo levantar aforos, pero no largarse a habilitar todo. Tuvo cautela, porque sabe que hay cosas que «no cierran» en tanto anuncio «libertino». Perotti prefirió bajarle el tono a semejantes anuncios, y si buscó que Nación revea algo que golpea a un importante sector productivo de la provincia como el cupo a las exportaciones de carne. No reclamo solo, lo acompañaron otros dos gobernadores. La inseguridad es otro tema que Perotti debe resolver. Anibal Fernandez le prometió ayudar con fuerzas federales, y hasta se permitió reunirse con Marcelo Sain.

Pero en el embate de buscar revertir los resultados electorales, muchas veces» no vale todo». Y se lo hicieron saber al Presidente desde los cuatro puntos cardinales del mapa nacional. Por ese motivo Juntos por el Cambio que consiguió todas las fotos que estaba necesitando, les llamó «irresponsables».  Igualmente, en la oposición, ya hacen cuentas claras de cuantas bancas sumarán en el Congreso Nacional, están convencidos que la polarización que consiguieron les alcanzará para llegar en tropa a las dos Cámaras.

Mientras tanto, y cuando todo se centralizaba en los choques post PASO en Nación, por el ámbito local, la semana tambien fue «movidita». Alejandra Dupouy ya no recorre o inaugura nada en esta ciudad sin sus candidatos Dutto y Meshler. La gente le devuelve a la Intendente demostraciones concretas de que acompañan las decisiones del Gobierno local sin «miramientos». Dupouy se llevó un importante tester en la inauguración del paseo de emprendedores, y del aniversario de Bomberos Voluntarios. En el Gobierno local han entendido claramente como «desarrollar» una campaña saliendo ilesos. Se enfocaron en lo propio, y desestimaron andar haciendo declaraciones contra las otras propuestas políticas. Entendió básicamente que en el manual de las elecciones, «lo que vale es lo que uno hace, y poco suma defenestrar al resto». Lo que se tenia que decir ya se dijo. Camina sobre un piso seguro de votos, que son esos que votaron a Pullaro en septiembre. Los que se agreguen serán esos que simpatizan con cada una de las intervenciones que esta concretando cada semana, los que reconocieron que todo se hace con «esfuerzo» de los propios ceresinos. 

En las líneas del frente Justicialista, Giovaninni ha «decidido» estar más en el territorio ceresino. Su pelea es porque Lancellotti llegue a ocupar la «tercera banca». Lo lleva a todos lados, y se muestra siempre con el, solamente el. La lectura que hace la dirigente provincial es concreta, «hay espacio para uno solo». Por eso en las últimas dos semanas ha encarado distintas acciones con presencia en el lugar. Entregó un aporte millonario a Bomberos Ceres, acompañó el lanzamiento del Club Central para el basquetbol de Liga nacional, presentó programas provinciales para jovenes emprendedores, y sumó al secretario de educación a la imposición del nombre a la Escuela Especial. Giovaninni tiene esa ventaja de contar con respaldo del gobierno provincial, una ventaja que no goza Busquets, quien no ha aparecido en ningún acto desde que se votó en las PASO. Giovaninni ya no esquiva los dardos, y asume que al bombardeo contra su gestión y la de Perotti en la provincia, hay que aguantarla. Pensó que la estrategia debe ser otra, la de afrontar y poner el pecho a las balas. Entre sus más cercanos allegados confesó que quiere apurar las 16 cuadras otorgadas al Gobierno de Ceres por Plan Incluir, y que desea que el Gobernador Perotti esté en Ceres. Esto último no está lejos. Perotti no visitó el departamento, ni tampoco lo hizo Lewandowsky en la campaña anterior. Probablemente en esta etapa hacia noviembre eso cambie. Delinea una agenda, con posibilidades que esas visitas sean en las 4 ciudades en un mismo día. Lo que no está cerrado es que sea en un acto público con los mandatarios de cada ciudad presentes, o solo en actos partidarios.

En contrapartida, Camilo Busquets delinea su campaña en compañia de sus seguidores. Hay muchos mensajes telefonícos, pero poca exposición. El ex intendente confia en recuperar el piso propio, el de Busquets, no el del Justicialismo que ya sabe, va dividido. Llamó la atención que no haya estado presente en el aniversario de Bomberos Ceres, una institución que le fue afin durante 16 años de su gobierno. Busquets sigue de cerca las acciones de la provincia y de su rival directo, Enrique Lancellotti. Por el momento le alcanza con eso, pero no desconoce, que el fragor de la campaña aun no se inició.

MARTIN FARIAS

Más Noticias