Días atrás se conoció que por sospechas sobre irregularidades, el Ministerio de Educación había implementado cambios en el sistema de traslado de docentes y estudiantes secundarios a las escuelas rurales. Dichos cambios generaron preocupación desde el primer momento, motivando incluso la presentación de un proyecto firmado por 12 senadores en la Cámara Alta.

Previamente, la regional educativa correspondiente contrataba empresas o dueños de vehículos que se encargaban de llevar a los profesores y estudiantes a los establecimientos alejados. Ahora, se dijo que se otorgarían los recursos a los responsables de esos establecimientos.Pero en la práctica, según dicen, lo que sucede es que profesores y alumnos deben costearse el transporte.

Por eso, en la mañana de este viernes un nutrido grupo de docentes nucleados en Amsafé se concentró en el Centro Cívico de Santa Fe, donde tiene sede el mencionado ministerio. Algunas historias recabadas en el lugar, como la de profesores del norte provincial que deben moverse en taxi para recorrer 70 kilómetros de tierra hasta su lugar de trabajo. El resultado es que el traslado les cuesta más de lo que ganan en una jornada laboral.

Marcelo Cardonatti, delegado del gremio en Vera, dijo que con la nueva modalidad pretendida por la cartera de Educación se les dificulta mucho llegar a las escuelas, porque en la mayoría de los casos, ni profesores ni estudiantes tienen vehículo propio y tampoco hay transporte público.

Asimismo, evaluó que este tipo de medidas incentiva la migración hacia las ciudades, lo cual a su vez genera otros problemas sociales.

“Lo que vemos es un recorte en la ruralidad. No entendemos lo que pretende el gobierno provincial”, lamentó.

LEER TAMBIÉN:  Lunes 24 por la tarde y todo el día martes 25, no habrá clases en las escuelas públicas de la provincia

LT 10

Compartir