En este momento estás viendo Desde este miercoles: Nación subió la tasa de interés, y será mas caro comprar con tarjetas de crédito

Desde este miercoles: Nación subió la tasa de interés, y será mas caro comprar con tarjetas de crédito

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Nacionales

Desde este miércoles será mas caro financiar compras en cuotas con tarjeta de crédito. La suba de tasas de interés que aplicó este martes el Banco Central no solo impactan en el sistema financiero y la oferta de plazos fijos sino que también se arrastra al costo de financiamiento con plásticos.

El impacto de la suba de tasas en el tope anual que se habilitó a los bancos para cobrar en el financiamiento de tarjetas de crédito es de 200 puntos básicos. Es decir, el costo pasa del actual 49% a 51%. De todas formas no todas las tarjetas de crédito, como en el caso de las no bancarias, mantienen ese límite

Mediante la Comunicación A7474 el BCRA dispuso «sustituir, con vigencia a partir del ciclo de facturación correspondiente a abril de 2022, al 51% nominal anual el límite al interés compensatorio para financiaciones vinculadas a tarjetas de crédito que pueden aplicar las entidades financieras».

La suba de tasas continua con la escala que arrancó en enero cuando definió elevar 600 puntos básicos la tasa, al pasar del 43% al 49%. El BCRA subió este martes la tasa de política monetaria en 200 puntos básicos a 44,5% anual a 28 días.

Esa suba tiene un impacto directo en la actividad y de ahí la interna en el gobierno entre el kirchnerismo mas duro y la Casa Rosada. La decisión es una reacción directa a los números de la inflación de febrero y los que se anticipan similares en marzo. El rendimiento nominal anual será de 54,8 % para un país donde la inflación 2022 esta estimada entre 55 y 60 %.

De todas formas para el mercado la suba queda corta. El rendimiento para los plazos fijos tradicionales a 30 días queda en 43,5 % para colocaciones hasta $ 10 millones y 41,5% para montos superiores. No alcanza, opina el mercado, para competirle a los bonos atados al CER o al dólar o eventualmente al billete verde en sí mismo.