Dante Weder, ya se recupera de su accidente aéreo en nuestra ciudad

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

El pasado 24 de marzo Dante Weder, un hombre de 36 años, se subió a su avión de trabajo para fumigar un campo y, por razones que se desconocen, la nave se fue a pique. El piloto del avión, también exconcejal cerecino,  contó cómo fue el accidente.

«Ese día estuve volando normalmente, hice varios lotes antes que ese» comentó el entrevistado, explicando los momentos previos al siniestro.

Dante explica que en un cierto momento del vuelo, cuestiones técnicas del avión comenzaron a fallar: «Perdí el comando, quedo el comando como bobo, no me reaccionaba. Me incorporo a la pasada, acomodo un poquito el banderillero hacia la derecha porque tenía un pequeño desfasaje, cuando lo acomodo automáticamente el avión me busca para la izquierda y no lo pude controlar. No pude hacer nada, no me reaccionaba, no podía bajar las rpm, no pude bajar la potencia del avión. No me dio tiempo a nada. El avión me buscaba dar vueltas, y si yo lograba que el avión caiga con la rueda para abajo, tenía un alto porcentaje de vida. lo que hice atiné a hacer es que me prendí al pedal derecho y logre que el avión no se de vuelta y ahí se estrelló», explicó detalladamente el entrevistado.

Algo muy interesante e inusual que comentó Dante fue lo que pasó en el momento que él y su avión se estrellan en el suelo. «Segundos antes de escucharse el choque, a mi me cubrió un manto negro. Me acorde de mi primer vuelo, se me cruzaron todos mis hijos y mi señora por delante«, relató el piloto.

Posterior al momento de la colisión, Dante dijo que le pidió ayuda a un «agente tambero», también agradeció la atención de los bomberos y el hospital de Ceres, «no tengo palabras», manifestó el autor del siniestro.

Wedder salió de este accidente con quebradura de tibia, peroné, fémur y algunas costillas. También con dificultad para respirar por golpes que afectaron la zona de los pulmones.

«La verdad estoy re bien, si vos me decís que un pibe se cayó de un avión a 200 km/h sabiendo cómo quedó el avión, no podría creer como está hablando como estoy hablando ahora» explicó Dante.

«Es muy raro lo que pasó»

«Cuando vuelo yo soy recontra meticuloso, estoy continuamente arriba del avión, mirándolo, estoy en contacto con los mecánicos», explicó el piloto.

El entrevistado manifestó muy seguro y tranquilo: «A mi me salvó una virgen, así de simple te lo digo. El 24 de marzo consagraron la Virgen de Loreto como la protectora de los pilotos de avión».

Con Información de Radio Rafaela

Más Noticias