Sin el concejal Nicolas Maza de la UCR, el Concejo sesionó en extraordinaria ayer.

Concejales de nuestra ciudad se reunieron anoche con miembros del Centro Comercial, la idea del cónclave fue tratar posibles modificaciones a la ordenanza dominical. Uno de los puntos: El alcance de la medida, hoy solo impera para los supermercados, pero no contempla a los negocios de familias bolivianas que se dedican al rubro tienda y otras dedicadas al mismo rubro. Entre los dirigentes pretenden que estas superficies comerciales también se plieguen a la ordenanza de descanso dominical y cierren sus puertas como ya lo hacen supermercados y negocios de electrodomésticos de cadenas nacionales y locales. Además evaluaron la posibilidad que estos comercios ofrezcan mano de obra a personas de la ciudad de Ceres. “Hoy tienen la mayoría de sus trabajadores ligados a su colectividad y sería interesante que se pueda regir a través de una ordenanza que todo aquel comercio foráneo que se instale en la ciudad, sea de cualquier nacionalidad, tenga la obligatoriedad de tomar mano de obra ceresina” afirmaron anoche.
Otro tema debatido fue el de los supermercados chinos y el idioma de quienes estan al frente de las cajas de cobro. “Deben ser gente que hable castellano, para un mejor entendimiento con la gente que pasa por caja, y principalmente para atender a las personas mayores” dijeron desde el seno de la reunión.
El presidente del Concejo, Juan Manuel Mansilla resaltó que estos puntos son importantes “para que como Concejo empecemos a trabajar e incluir estos pedidos en las ordenanzas que deben contemplarlos, si es necesario seguir en extraordinaria para impulsar estas modificaciones lo haremos” destacó.

Compartir