El sindicato que nuclea a los trabajadores de las estaciones de peaje en Santa Fe, comenzó hoy un plan de lucha para sostener el empleo de 120 trabajadores.

El Sindicato Único de Trabajadores de Concesionarios Viales y Afines está en alerta por estos días, a raíz de la situación de la ruta 11, tramo Santa Fe.

Según explicó su secretario general, Leandro Bond, después del 20 de abril podrían perderse 120 puestos laborales de las cabinas de Nelson, Videla, Florencia y Reconquista.

Esto es así porque vencerá la concesión del corredor y el gobierno de Mauricio Macri habría decidido que no llamará a nueva licitación, sino que se hará cargo a través de Vialidad Nacional. De esta forma, se cerrarían todas las estaciones.

Bond aseguró que se trata de “una decisión inconsulta” y lamentó que “lo primero que piensa” el gobierno nacional es “en levantar las fuentes de trabajo”. Además, pidió la intermediación del gobernador Miguel Lifschitz y adelantó que los empleados podrían iniciar un plan de lucha, con levantamiento de barreras y cortes de ruta.

“Hay gente para la cual el peaje es su casa. Hace 26 años que están trabajando”, expresó.

Compartir