Caso Maxi Sosa: La abuela del niño y su pareja continuarán detenidos en prisión preventiva por otros 90 días

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

El juez federal de Rafaela, Miguel Abásolo, prorrogó nuevamente la prisión preventiva para los dos imputados que tiene la causa que investiga la desaparición de Maximiliano Sosa, el niño de tres años que se encuentra desaparecido en la ciudad de Ceres desde el 21 de diciembre del 2015. La flamante medida judicial se dio justamente el lunes, justamente un día después de que vencieron los plazos de prisión preventiva para Patricia Sayago -abuela del niño- y su pareja, Ariel Malagueño.

Por la resolución, el defensor oficial de Sayago, Marcelo Cerdá, presentó un habeas corpus tras considerar que la nueva prórroga no podía ejecutarse ya que su defendida cumplió el plazo máximo que puede estar privada de la libertada una persona que se encuentra imputada en un delito y aún no cuenta con condena. Sin embargo, la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, resolvió este martes no hacer lugar mediante un fallo que lleva la firma de José Guillermo Toledo, Elida Isabel Vidal y Aníbal Pineda.

La misma Cámara deberá tratar próximamente la declaratoria de incompetencia en la causa que dictó el juez Abásolo el 16 de julio pasado, en plena feria judicial, cuando decidió dar por concluida la investigación en el fuero federal y enviar los expedientes al Colegio de Jueces de Primera Instancia de San Cristóbal perteneciente a la Justicia provincial. La declaración de incompetencia fue apelada también por Cerdá y por esa razón tendrá que ser revisada por un juez camarista.

Tanto Sayago como Malagueño se encuentran detenidos desde el 28 de julio del 2016, cuando fueron detenidos por efectivos de la Agencia de Trata de Personas de Santa Fe en el marco de la investigación que llevaba adelante la fiscal Emilce Fissore que fue quien inició la causa judicial para establecer el paradero del niño de tres años que desapareció de su casa del barrio Juan Pablo II.

La medida cautelar de prisión preventiva venció dos años después, pero como el caso pasó al fuero federal, por orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el titular del Juzgado Federal dispuso una prórroga por un año más, la cual venció el domingo pasado. Un día después y como el trámite continúa en la órbita federal, el juez Abásolo dispuso noventa días más de detención para los dos acusados.

Fuente: Aire de Santa Fe

Más Noticias