Cantero: «No hubo nada improvisado en la vuelta a clases»

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

La ministra de Educación de la provincia, Adriana Cantero, salió al cruce esta mañana de los cuestionamientos que realizaron los gremios docentes a la sorpresiva decisión de volver hoy a las clases presenciales en Santa Fe y Rosario. Dijo que en la medida de ayer “no hubo nada de improvisado”, recordó que “ya se venía trabajando en sentido” durante todo junio, y consideró que la comunidad educativa “debe acostumbrarse a esta situación dinámica” generada por la pandemia de coronavirus.

La decisión de abrir las escuelas secundarias se conoció ayer a la tarde y generó un fuerte rechazo de los gremios que nuclean a los docentes. Sonia Alesso, de Amsafé, dijo que la medida fue «inconsulta e improvisada».

La titular del área educativa del gobierno provincial remarcó: “Hace tiempo que venimos sosteniendo que el objetivo es tratar de recuperar algo de presencialidad antes de las vacaciones de invierno para todos los estudiantes. Esta resolución no fue algo que surgió ayer. Es algo en lo que se estuvo trabajando durante todo junio”.

Cantero señaló que los índices sanitarios en la provincia están mejorando. “Estamos mejor en el nivel de contagios y sobre todo en la baja de camas críticas. Por eso decidimos habilitar este dispositivo, habida cuenta que nos quedan seis días de clases antes del receso de invierno. Así hacemos lo posible para que todos los chicos tengan una oportunidad de retomar esa presencialidad antes de las vacaciones”, expresó.

Cantero afirmó que “las escuelas están abiertas. Los profesores deben estar en los establecimientos. Hemos dicho que deben estar ahí para evacuar consultas, realizar tutorías y por lo tanto no debe ser dificultoso cambiar el dispositivo”.

“También le hemos dicho a la comunidad educativa que hay que aprender a funcionar con esta flexibilidad de la intermitencia. Veníamos dando clases virtuales, había comunicación con los chicos en pequeños grupos y en consultas. No hay mucho que preparar. Hay que decir que en estos seis días vamos a tratar de encontrarnos en las escuelas”, subrayó.

La ministra de Educación agregó que después de las vacaciones de invierno se volverá a analizar la situación epidemiológica para determinar cómo se seguirá en la segunda parte del ciclo lectivo.

“No hay nada de improvisado, ni sorprendente, en la decisión de ayer. Es una continuidad en un tiempo de enorme dinamismo, pero que también requiere de nosotros una gran flexibilidad para poner en el centro de acción a los chicos. Las escuelas están atentas a las disposiciones del ministerio de Educación y disponibles a las instrucciones que les vamos dando. Si seguimos con la vacunación masiva, si la curva de contagios sigue en descenso y seguimos en mejores condiciones, las expectativas es que el segundo semestre nos encuentre con presencialidad”, añadió.

Más Noticias