Alejandro Cabrera junto a Hector Ponce, ayer en la manifestación en la ciudad de Suardi por la planta láctea Williner.

El gremio de ATILRA, acompañado de otros sindicatos se movilizó en el dia de ayer en Suardi. La idea era congregar a la comunidad suardense en post de defender la planta láctea Williner, que en setiembre dejará de operar. “Nos falto acompañamiento de la gente de la ciudad, porque esta planta es de todo Suardi, y no vimos a la comunidad manifestándose porque se les va una fuente laboral. No puede ser que una noche de carnaval haya 2000 personas, y una movilización para defender una fuente de trabajo haya solo un puñado de gente”.
Alejandro Cabrera, contó en Máxima FM que “estas acciones que lleva adelante el gremio es para que la planta láctea siga produciendo, con este firma actual o con un nuevo grupo inversor, no queremos que la misma se cierre. Ya hay un grupo de empleados de Williner que decidió su retiro voluntario, otros empezaron a viajar a Arrufo y Bella Italia, y la planta sigue trabajando, porque produce queso semiduros y no ha cesado su actividad”.
Para el sindicalista, la decisión de Williner es netamente económica, “quieren ganar más plata solo eso, no tiene que ver con otra cosa, solo pretenden sumar más ganancias con la reestructuración”.
Además se refirió a la actualidad de Veronica, “ATILRA se reunió a fines del año pasado con los gerentes de la empresa, los cuales se comprometieron a no suspender ni despedir a ningún empleado de la planta Suardi”.
Cabrera dijo que la situación de Williner no se parece en nada a la de Sancor, “porque Williner no cierra su planta porque está endeudada, la cierra para acrecentar sus ganancias”.
Y al final pidió, “yo, como cada compañero, queremos respaldo de la gente, que defienda sus fábricas, y que ese compromiso también lo asuma la política, sea del partido politico que sea”.

LEER TAMBIÉN:  ATILRA, SITRAM, AMSAFE y la comunidad suardense se movilizaron por la planta Williner

Compartir