Autoridades de la Agencia Provincial de Seguridad Vial visitaron las instalaciones de la fábrica santafesina de cascos Vértigo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Los directivos de la APSV recorrieron las instalaciones junto al secretario de Desarrollo Territorial y Arraigo del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, Fabricio Medina y autoridades de la compañía, Daniel Carloni y Gatón Carloni, para conocer en detalle el proceso de fabricación de los cascos tanto para motociclistas como para usuarios de vehículos sustentables como bicicletas y monopatines.

Al respecto la directora de la APSV,  Antonela Cerutti expresó: «Recorrimos la industria santafesina Vértigo, donde fabrican uno de los elementos de seguridad más importantes para la conducción de motovehículos y bicicletas, como lo es el casco. Observamos su proceso de fabricación, desde los elementos que componen un casco hasta el laboratorio donde se realizan los ensayos para que luego puedan ser homologados”. Además, afirmó que “en estos últimos 10 años el parque de motos en la provincia de Santa Fe ha crecido el 76,6%, esto demuestra la importancia de contar con una industria comprometida con la seguridad vial en el territorio santafesino».

La firma santafesina, ubicada en Villa Gobernador Gálvez, es pionera en la fabricación de cascos de seguridad para motos siendo desde 1968 la primera industria del rubro en Sudamérica. Actualmente la empresa produce alrededor de 1.100 cascos por día y cuenta desde 1990 con el primer laboratorio de ensayos de Latinoamérica, además de doble certificación de normas IRAM-AITA 3621 lo cual garantiza que los productos se realicen con conceptos de seguridad y trazabilidad según la exigencia de las normativas.

Más adelante, Medina detalló que “desde el Ministerio de Producción nos pusimos a disposición para articular políticas en conjunto con la Agencia Provincial de Seguridad Vial. Más que nada hacer énfasis en la línea de créditos con Banco Nación, con tasa subsidiada, por la Provincia de Santa Fe en el marco del programa de financiamiento de Santa Fe de Pie.”

Desde la APSV remarcan la importancia vital del uso del caso, ya que quienes circulan a bordo de una moto o bicicleta son, junto a los peatones, los usuarios de la vía pública más vulnerables teniendo en cuenta la escasa protección que tienen ante un siniestro vial.

Uso del casco

El casco es el único dispositivo de seguridad pasiva, aquello que brindará protección al momento de sufrir un siniestro. El mismo absorbe parte de la energía producida en el impacto reduciendo no solo el daño que pueda producirse en el cráneo sino también en el cerebro.

En la provincia de Santa Fe según el Observatorio Vial del organismo, la participación de los motovehículos en el total de los siniestros es del 66,6% y de la bicicleta del 12%, lo cual da cuenta de su marcado protagonismo en la problemática vial.

En este marco, resulta fundamental el correcto uso del casco de seguridad, obligatorio tanto para conductores como acompañantes, ya que el 84% de quienes lo llevaban colocado al momento de sufrir un siniestro resultaron ilesos o con heridas leves.

Más Noticias