Ante la falta de Sputnik V, segunda dosis, se evalúa en Nación inocular la vacuna de CanSino

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

La semana que viene el número de personas para las que se cumplirá el plazo de espera de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V trepará a 400 mil, según informó el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, esta mañana.

Frente a este panorama y ante la falta de certeza de cuándo arribarán desde Rusia las dosis necesarias para completar el esquema de vacunación, el gobierno admitió que está estudiando la posibilidad de combinar vacunas.

“La combinación de vacunas se viene haciendo en el mundo. Angela Merkel aplicó dos dosis distintas en Alemania”, afirmó Cafiero.

Días atrás se conoció la noticia de que la mismísima canciller alemana recibió la segunda dosis de la vacuna de Moderna cuando había sido inoculada el 16 de abril pasado con la AstraZeneca, cuyo uso luego fue suspendido por un tiempo en Alemania al reportarse varios casos de trombosis en Europa.

“La combinación de vacunas es algo que se está estudiando en Argentina pero todavía no fue aprobado por la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CONAIN), que es un organismo de consulta y está formado por expertos y académicos en inmunización. Ellos son los que a partir de estudios y evidencia internacional avanzan en esas cuestiones”, señaló Cafiero.

Al ser consultado sobre qué vacuna podría utilizarse como segunda dosis, el Jefe de Gabinete se refirió a la CanSino. “El adenovirus de CanSino es un adenovirus 5, y son vacunas que se pueden combinar”, confirmó Cafiero, quien además recordó que el gobierno ya tiene firmados los contratos firmados con ese laboratorio y la llegada al país sería inminente.

La vacuna de CanSino Biologics es de una sola dosis y cuenta con la misma tecnología que la vacuna contra el ébola, que consiste en vectores virales (material genético), y los virus utilizados como vehículos están atenuados. En consecuencia, no pueden causar la enfermedad del COVID-19. Al recibir el inoculante, el vector viral producirá cientos de réplicas del antígeno para que, de esta forma, el sistema inmunológico genere una respuesta con anticuerpos neutralizantes después de 14 días.

A diferencia de lo que sucede con la Sputnik V, el funcionario puntualizó que ya se completaron los esquemas de la Sinopharm y que próximamente se terminará con los que recibieron la primera dosis de la Astrazeneca debido a que se regularizó la llegada de los cargamentos. “Estas vacunas tienen la misma tecnología en la dosis 1 y 2”, explicó en contraposición de la rusa que “posee un adenovirus 24 en la primera dosis y un adenovirus 5 en la segunda”.

Sin embargo, se preocupó por aclarar que la primera dosis de la Sputnik V no vence: “El refuerzo es lo que hace es terminar el ciclo de inmunización. Es obvio que tener las dos vacunas es mejor que tener solo una. No es que alguien deja de estar protegido porque está en el día número 91. Eso no es real”.

Actualmente, el 35% de la población está vacunada; y según las proyecciones de Cafiero para el mes de julio -si es que siguen llegando vacunas en la misma cantidad que en el último mes- se llegaría al 50% para terminar fin de año con la totalidad de los argentinos vacunados.

“Para fin de año imagino a una Argentina con la vacunación ya completa. Hay países con un 50% de la vacunación y ya tienen una perspectiva distinta”, dijo el Jefe de Gabinete al referirse a las aperturas que dieron en Europa y Estados Unidos.

Al referirse a las nuevas restricciones en los vuelos internacionales que impuso el gobierno, que bajó de 2.000 a 600 el ingreso de personas al país, dijo que es para “retrasar la llegada de la variante Delta”.

“La variente Delta indefectiblemente llegará” a la Argentina en los próximos meses y por eso es necesario avanzar en el plan de vacunación en estos próximos meses y redoblar los esfuerzos con los nuevos contratos que se van cerrando con los distintos laboratorios para proveer al país de la mayor cantidad de vacunas posible.

Más Noticias