AMSAFE volvió a distanciarse por el regreso a la presencialidad en la provincia

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Una vez más, la docencia santafesina recibe información ministerial un viernes en horas de la noche, fuera del horario laboral, sin previa comunicación ni discusión.

Creando confusión y malestar tanto en las y los trabajadores como en las familias, por los tiempos y los modos.

Esta circular habla de la mejora en los indicadores sanitarios y la presencialidad en la semana del 22 de junio.

En los últimos días hemos observado cómo, poco a poco, los casos de COVID van disminuyendo. Esto es resultado de las restricciones y la consecuente disminución de la circulación de personas.

Pero a pesar de ello, en  muchos de los departamentos de la provincia seguimos con un alto número de casos y de ocupación de camas críticas.

Si se mantuvieran las restricciones, los casos bajarían más rápidamente, pero se insiste en re aperturas rápidas, incumpliendo las Resoluciones del Consejo Federal de Educación sobre la presencialidad en las escuelas.

Los departamentos de la Provincia se encuentran en una situación preocupante. La mayoría de los departamentos tienen un indicador de incidencia que supera los 500 casos, y una alta ocupación de camas, según declaraciones de los propios funcionarios del Ministerio de Salud.

Entendemos que estas definiciones del Ministerio de Educación son apresuradas y no responden a la situación epidemiológica que garantice escuelas seguras.

Es fundamental cuidar la salud individual y colectiva para que disminuya la circulación del virus y que el sistema de salud, en situación crítica, no colapse.

Como trabajadores y trabajadoras de la educación sabemos que la presencialidad es irreemplazable. Pero esa presencialidad debe ser cuidada, planificada.

No sólo con los protocolos que se cumplen en el interior de las escuelas, sino también con una situación epidemiológica que así lo permita.

Cada docente de la provincia sigue enseñando, sosteniendo el vínculo con estudiantes y familias, haciendo grandes esfuerzos, poniendo todo de sí para que esto sea posible.

Pero también sabemos que primero está la salud y la vida de quienes enseñamos y de quienes aprenden. Cuidando la salud se podrá garantizar el derecho a la educación.

Por lo que seguimos exigiendo que las autoridades provinciales, municipales y comunales hagan cumplir las restricciones y cuiden a la comunidad.

Más Noticias