Martin Ferreyra cerró un inolvidable 2017. Corrió en Paraná, uno de los circuitos más esquivos para el ceresino, la última competencia del año. En la final fue quinto en una accidentada final que ganó Frano. Pero durante el fin de semana el equipo JM Racing vivió muy lindos momentos, entre ellos, la entrega de la Copa oficial por parte de la organización. La ceremonia se realizó en zona de boxes, y a Martin lo escoltaron todos los pilotos de la categoria en señal de admiración y respeto. Inolvidable postal para Martin y todo el equipo.

Compartir