En las últimas horas trascendió que el Ministerio Público de la Acusación está llevando adelante una importante causa por corrupción dentro de la policía.

Se trata de supuestos manejos irregulares de dinero en la designación de horas Ospe, una especie de “horas extra” que realiza el personal policial.

La medida alcanzaría a mas de un centenar de jefes policiales a quienes se los imputaría por los cargos de “Defraudación a la Administración Pública”; “Falsificación de Documento Público” y “Mal desempeño de funciones”, entre otros.

Este expediente habría sido impulsado desde el Ministerio de Seguridad, más precisamente por el titular de dicha cartera, Maximiliano Pullaro, quien habría acercado una serie de pruebas a la fiscal a cargo de la causa, doctora María Laura Martí.

Prisión preventiva

Por otra parte, para este lunes se tiene previsto la realización de la audiencia de prisión preventiva para el jefe y subjefe de la comisaría 2da. de nuestro medio; como así también para el subjefe del Comando Radioeléctrico de Santo Tomé.

Se trata del comisario Marcelo Scyarchcinsky; el oficial principal Matías Villarreal, quienes se desempeñaban en la seccional ubicada en la esquina de General López y Saavedra y el oficial Maximiliano Nieva (del CRE de Santo Tomé), cuyos arrestos fueron ordenados por la fiscal María Laura Martí.

Los nombrados quedaron envueltos en el marco de una causa que investiga el presunto delito de cohecho (solicitar dinero por el secuestro de un automóvil).

Entre distintas medidas la fiscal ordenó el secuestro del libro de guardia de la dependencia policial ubicada en el corazón de barrio Sur, además de peritajes caligráficos y escuchas telefónicas.

Las fuentes informaron que la investigación comenzó en mayo último, cuando fue incautado un automóvil con pedido de secuestro y luego remitido a la seccional 2da.

De la investigación participó personal de Asuntos Internos, que reunió declaraciones testimoniales que según la fiscal comprometen a los dos detenidos.

El Litoral

Compartir