a Cámara Octava del Crimen de Córdoba condenó a prisión perpetua a una mujer, de 51 años oriunda de San Guillermo, que estaba acusada por el crimen de su novio, ocurrido en el año 2015 en la localidad de La Para.

Según la condena, Noemí Baldini le disparó en dos oportunidades a Miguel Ángel Loza, de 43 años, tras la decisión de éste de terminar con la relación. Los impactos dieron en la cabeza del hombre.

En su momento, la mujer había aducido que se trataba de un pacto suicida.

Baldini, oriunda de San Guillermo (Santa Fe), llevaba un tiempo con Loza. De acuerdo con la reconstrucción del caso, en base a testimonios y pericias judiciales, el hombre decidió separarse y así se lo comunicó a ella. En principio parecía todo bien, pero poco después ella lo llamó y le anticipó que tenía algo para decirle. Lo pasó a buscar en su Fod Ka y se dirigieron para el lado del cementerio.

El testimonio del hijo de Loza sobresalió en todo esto. El joven dijo que esa noche de fines de noviembre recibió un mensaje en su celular por parte de Noemí Baldini. La mujer le pedía que se dirigiera al lugar donde ella estaba con su padre.

Al llegar al Ford Ka, el joven observó a su padre muerto y corrió a avisar a la Policía.

Baldini se aferró a su postura: aseveró que ambos acordaron un pacto suicida, aunque ella tuvo la “mala suerte” de que la bala no le quitó la vida. El fiscal Griffi primero, y Almirón después, se inclinaron para otro lado: según ellos, la mujer acordó buscar a Loza y, una vez que estacionó el vehículo, sacó su arma y lo mató. Probablemente luego quiso suicidarse, y no lo logró.

El fiscal de Cámara, Marcelo Almirón, indicó “Fue directamente a matarlo y es, en definitiva, a lo que el tribunal hizo lugar, con la integración con jurado popular y el fallo fue por unanimidad”.

Compartir