Personal de la Policía de Investigaciones de Ceres llevó a cabo “inspecciones de talleres de motos”, en distintos puntos de la ciudad, en unos de estos talleres, se observó una motocicleta marca Honda CG Titán, 150 cc, color negra, la cual no tenía chapa patente.

Ante la situación se procedió a realizar una consulta sobre las numeraciones (cuadro-motor) al sistema informatico de la Dirección Nacional Registro Propiedad del Automotor constatando que el rodado tenía pedido de secuestro de la Comisaria de Brinkmann con fecha 04/01/2017.

Por tal motivo, se procedió al secuestro de la moto, informando a la Fiscal Hemilce Fissore de la ciudad de San Cristóbal, quien impartió directivas conforme a las disposiciones legales para que se realicen los trámites con personal judicial o policial de la vecina provincia, quedando a disposición la moto.

Compartir